martes, 29 de septiembre de 2009

Vota a este bloq para los Premio Bitacoras 2009: BIRMANIA POR LA PAZ




Vota a este bloq para los Premio Bitacoras 2009

Bienvenidos a la quinta edición de los Premios Bitacoras.com, un certamen pionero en la Blogosfera cuyo objetivo es que los propios bloggers reconozcamos los mejores blogs hispanos en diferentes categorías.

¡Vota ahora!

Jerez se suma a los actos con motivo del Día de la Paz-Birmania por la Paz

  • El Ayuntamiento colaborará con la Asociación Alternativa Gandhiana
Un momento de la presentación de los actos previstos para el mes de octubre.
Un momento de la presentación de los actos previstos para el mes de octubre. · Autor: López Iglesias

La delegada de Participación, Solidaridad y Cooperación, Miriam Alconchel, animó ayer a los jerezanos a sumarse a la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia, cita internacional a la que se están sumando numerosas asociaciones y colectivos. Este es el caso de Alternativa Gandhiana, que ayer presentó las actividades que celebrará los días 1 y 2 de octubre para seguir trabajando por la concienciación social, la solidaridad y la cooperación. En la rueda de prensa celebrada ayer en el Ayuntamiento comparecieron junto a Miriam Alconchel las representantes de Alternativa Gandhiana Asunción Vera y Pilar Mentui.
La delegada Miriam Alconchel señaló que “la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia partirá de Nueva Zelanda el 2 de octubre, para recorrer hasta el 2 de enero noventa países de los cinco continentes. Se trata de una marcha viva que se va a construir entre colectivos, asociaciones, empresas, instituciones, ciudadanos… y que estará abierta a la participación de todos”.
Dentro de esta organización de actividades paralelas y dirigidas a dar mayor protagonismo a esta marcha, ayer se presentaron las organizadas por Alternativa Gandhiana, que se celebrarán en Jerez para recabar el apoyo y la respuesta de los jerezanos. Esta programación cuenta con la colaboración de la Universidad de Cádiz y Cajasol.

El 1 de octubre, de 16.30 a 20.30 horas, se celebrará en el Campus de la Asunción el Taller de entrenamiento La fuerza de la no violencia, a cargo de Concha Pinós, directora de la campaña Birmania por la Paz. Las inscripciones en este taller pueden realizarse a través del email circulosgandhianos@gmail.com y el teléfono 616-540720.


El 2 de octubre las actividades se trasladarán al Salón de los Espejos del Club Nazaret. A las 19 horas se celebrará la conferencia y presentación del libro Birmania: la voz de las mujeres, a cargo de Concha Pinós. A las 21 horas se celebrará una cena benéfica. El precio de esta cena será de 25 euros, que se ingresarán en una cuenta de Cajasol.


Concha Pinós es doctora en Ciencias Políticas y está especializada en procesos de paz y no-violencia actuando como mediadora de conflictos en distintos países. Ha sido también embajadora de paz en un organismo de la ONU. Fundadora de Gandhiji Cultural y de la ONG Birmania por la Paz que actualmente preside. En este momento, mantiene una campaña a nivel político para restablecer la democracia en Birmania.

COMPROMISO
La Asociación Alternativa Gandhiana está compuesta por un grupo de personas que tienen entre sus objetivos de vida, ofrecer un servicio voluntario a la comunidad, como motor de cambio social, inspirados en los principios propugnados por Gandhi, entre ellos la paz y el amor incondicional. La asociación surgió a finales del año pasado cuando un grupo de personas de El Puerto y Jerez, inspirado por las enseñanzas y la persona de Concha Pinós optaron por plasmar sus sueños apostando por una sociedad más humana y justa.
Su metodología de trabajo se basó dese el principio en la filosofía y la forma de trabajar que Gandhi utilizó en su tiempo, que sigue siendo válida y actual.

British Construction Company Attacked Over Claims at Burma Dams

September 29, 2009: It now seems that the British construction company that helped build two dams in Burma have now been condemned by human rights campaigners. This news comes following reports that this dam project actually led to the forced relocation of villagers.

A Devon-based family run firm, Malcolm Dunstan and Associates, has been involved in the construction of the Yeywa dam located in central Burma, as well as the Ta Sang project on the Salween river in the north east end of the country. These projects, which have been made to help generate electricity for China and Thailand, have now been targeted by human rights activists. These campaigners have reported that thousands of villagers have actually been removed from their homes due to flooded plains.

Of course, the firm has defended its work by arguing that they had consulted with Burmese people who agreed that the dam should be built. However, the campaigners say that they have been pleading with British firms to stay away from the country for quite some time.

This little dispute comes at a bad time for companies that are doing all that they can to generate more green energy. Many governments are now laying down laws or have proposed laws in affect that will limit how much pollution can be put out by one company. Thus, generating power from things like dams seems to be one of the few routes that companies can go down.

Other reports have said that their have been a lot of bad things reported with the building of the dam. Reports of forced labor and rape have gone way up since the construction team has been in the area. This has lead many locals to believe that the construction company is the cause of it.

http://www.electric.co.uk/news/british-construction-company-attacked-over-claims-at-burma-dams-12341233.html

La fuerza de la noviolencia: el pensamiento politico de Daw Aung San Suu Kyi en acción

La fuerza de la noviolencia: el pensamiento político de Daw Aung San Suu Kyi en acción.

Curso de entrenamiento básico I

Históricamente, los entrenamientos de no-violencia fueron usados de manera extensiva en toda la historia de los movimientos civiles, desde las campañas de Gandhi en India contra los británicos hasta Sudáfrica. Trabajadores, indígenas, granjeros, mujeres, activistas del sida, todos aquellos que han querido protestar de manera pacifica.

La propuesta de este entrenamiento es ofrecer a los participantes desde un punto de vista común, como el uso de la no-violencia nos ofrece la oportunidad de compartir y acercar visiones para acabar derrotando los miedos, la opresión y los sentimientos que nos alejan de los otros. Ofrece la reflexión de crecer desde la solidaridad con los otros y provee la oportunidad de formar grupos de afinidad para prácticas de acción común.

Un entrenamiento de no violencia puede abarcar desde pocas horas hasta meses o incluso años. El modulo básico de entrenamiento en el ámbito internacional abarca 8 horas y no se trabaja con más de 25 personas, para que los entrenadores puedan elaborar con comodidad las diferentes técnicas.

En cada sesión incluye:

- Historia y filosofía de la no violencia, incluyendo los role plays más clásicos sobre el uso de la no violencia y la respuestas no violentas a la violencia

- Ejercicios sobre ponerse en lugar del otro en el proceso de decisión, resolución de conflictos y como empatizar en las decisiones activas.

- Presentaciones sobre otras herramientas de la no violencia como la desobediencia civil, el debate, la no cooperación y la solidaridad internacional

- Ejercicios y debate sobre el rol de la violencia, la opresión y las armas en nuestra sociedad y su desmantelación progresiva.

- Qué es una afinidad grupal y cuales son los roles que se presentan en los diferentes grupos en conflicto.

- Compartir miedos y sentimientos relacionados con la no violencia y las acciones no violencia.

En este entrenamiento específico sobre el pensamiento político de Daw Aung San Suu Kyi sobre la práctica de la no violencia se basa en seis elementos básicos:

- La practica de la no violencia activa no tiene nada que ver con la pasividad

- Todos los movimientos nacen del interior de uno mismo, es por tanto imprescindible conocerlos y auto responsabilizarse.

- Los métodos no violentos son una forma de justicia social que se opone al sufrimiento, la opresión y la pobreza

- La violencia se fundamenta en el miedo a la libertad, por eso es importante trabajar los miedos en la resolución del conflicto

Este entrenamiento inicial de cuatro horas se dirige a todos aquellos que están realmente interesados en conocer la teoría y la practica de la no-violencia, específicamente en el pensamiento político y la resolución del conflicto birmano.

Próximos entrenamientos: Jerez de la Frontera 1 y 2 de Octubre, Valencia y Barcelona finales de Octubre- fecha por determinar

El entrenamiento es gratuito, solo se requiere una carta de motivación previa. Las plazas están limitadas a 25 personas.

Si quieres invitarnos a creer un grupo de no violencia en tu ciudad. Escríbenos

Organiza: Birmania por la Paz

Imparte: Concha Pinós. Dra. Política Internacional, directora de la Campaña de Birmania en España.

Más información e inscripciones:

educabirmania@yahoo.es

www.birmaniaporlapaz.org

EE.UU. y Birmania, dispuestos al diálogo

Estados Unidos y Birmania se aprestan a iniciar un proceso de diálogo, aunque Washington no levantará las sanciones impuestas a ese país asiático mientras la Junta Militar que lo gobierna no avance hacia la democratización.

Es “la primera vez desde que hay memoria” que el régimen birmano muestra “interés en asumir un compromiso” con las autoridades estadounidenses, aseguró el secretario de Estado adjunto para Asia, Kart Campbell.

Campbell dijo que EE.UU. se dispone a “atender ese interés” y anunció que su país quiere lanzar un “proceso sostenido de interacción”.

Hasta el momento los contactos entre el Departamento de Estado y los funcionarios de Birmania han sido muy limitados, recordó la corresponsal de la BBC en Washington, Kim Ghattas.

El primer paso

EE.UU. y la Unión Europea mantienen sanciones contra la Junta Militar por seguir manteniendo bajo arresto domiciliario a Aung San Suu Kyi y negarse a reconocer la victoria de su Liga Nacional por la Democracia en las elecciones de 1990.

Ghattas señaló que, “curiosamente, el primer paso lo dieron los líderes birmanos” y las autoridades estadounidenses llegaron a la conclusión de que la propuesta era "seria" y por eso nombrarán un coordinador para tratar los asuntos de Birmania.

EE.UU. y la Unión Europea mantienen sanciones contra la Junta Militar por seguir manteniendo bajo arresto domiciliario a Aung San Suu Kyi y negarse a reconocer la victoria de su Liga Nacional por la Democracia en las elecciones de 1990.

En agosto pasado la líder opositora fue condenada a permanecer otros 18 meses privada de la libertad en su casa.

El gobierno militar había acusado a Suu Kyi de haber recibido en su residencia al ciudadano estadounidense John Yettaw, quien se presentó sin aviso en el lugar.

Birmania no tiene capacidad conocida para lograr un arma nuclear, según IISS

Londres, 28 sep (EFE).- El régimen militar de Myanmar (antigua Birmania) no tiene una capacidad conocida para producir un arma nuclear, según un informe publicado hoy por el londinense Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS).

"Myanmar no tiene capacidades conocidas para un programa de armas nucleares, aparte de unos depósitos limitados de uranio y algún personal que ha recibido formación nuclear en el extranjero", dice el documento, pese a informaciones periodísticas que hablan de que el régimen birmano posee dos plantas de procesamiento de uranio.

El texto, de unas 200 páginas y titulado "Prevenir peligros nucleares en el Sureste de Asia y Australasia", señala que Rusia acordó con Birmania en 2007 el suministro de un pequeño reactor de investigación y la prestación de formación adecuada, pero "el contrato aún no se ha finalizado y la construcción no ha empezado".

Según los expertos del reputado "think-tank" (grupo de pensamiento) de Londres, si se construye el reactor, "no produciría suficiente plutonio para constituir un riesgo de proliferación".

"Cualquier intento de desviar plutonio (del reactor) sería detectado, de forma casi segura, por el OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica)", señala el texto.

Mark Fitzpatrick, director del programa de no proliferación y desarme del IISS y responsable del informe, declaró que "la preocupación es si Myanmar podría seguir el camino que parece haber tomado Siria con la construcción de instalaciones secretas".

"Con suficiente ayuda extranjera en las tecnologías complejas y el equipamiento requerido para las armas nucleares, la falta de capacidad técnica autóctona no sería un obstáculo insalvable", opinó Fitzpatrick durante la presentación del dossier.

Tampoco sería un impedimento la "relativa pobreza" del país asiático pese a la "enorme inversión requerida para armas nucleares", apuntó el especialista, quien cree que "la cuestión depende más de decisiones políticas".

A ese respecto, admitió Fitzpatrick, "existe insuficiente información para emitir un enjuiciamiento bien fundado sobre las intenciones nucleares de Myanmar y la posible conexión con Corea del Norte".

"Desde 2008, sin embargo, gobiernos y organizaciones internacionales preocupadas parecen darle a este asunto una prioridad más alta y hacen mayores esfuerzos para comprobar los testimonios de los desertores (del régimen militar birmano)", concluyó el experto del IISS.

El pasado agosto, la prensa tailandesa se basaba en declaraciones de desertores para afirmar que la Junta Militar de Birmania dispone de dos plantas de procesamiento de uranio construidas con tecnología rusa y norcoreana, que forman parte de su programa para levantar un reactor nuclear con fines militares.

Según informaba el diario "Bangkok Post", el objetivo del régimen birmano es que ese reactor nuclear pueda producir una bomba en 2010.

Al margen de Birmania, el informe aborda la situación en otros países del sureste asiático, región que está al borde de un "renacimiento nuclear" con el argumento de responder a la demanda de electricidad en economías de rápido desarrollo.

Aunque esas intenciones suscitan "alguna inquietud" en la zona sobre un empleo no pacífico de la energía nuclear, el IISS subraya que la preocupación es "menos pronunciada que en otras regiones".

Con las excepciones "discutibles" de Myanmar y posiblemente Vietnam, el sureste asiático no presenta "obvios impulsores de proliferación" atómica.

"En gran contraste con las grandes naciones del norte y el oeste, los países de esta región no ven las armas nucleares como algo útil para la seguridad y el estatus nacionales", sostiene el dossier.

El IISS recomienda la "cooperación regional en el campo de la energía nuclear" porque "puede aportar sólidos beneficios", de ahí que inste a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) a "compartir información sobre planes de desarrollo nuclear". EFE pa/sc

lunes, 28 de septiembre de 2009

Paz, Democracia y Prosperidad para Birmania, secretario Gral de Naciones Unidas- Ultimo informe de Derechos Humanos , agosto 2009


En el próximo año, Birmania pasará por un momento importante en su proceso de transición política, ya que el Gobierno se prepara para sus primeras elecciones en 20 años. Aunque es probable que éste sea un momento incierto y lleno de desafíos, también ofrece importantes oportunidades de promover cambios para hacer que Myanmar sea un país pacífico, democrático, próspero y unido. Este momento también coincide con una reflexión renovada, entre la comunidad internacional, sobre la eficacia de las políticas actuales hacia Myanmar y una búsqueda de otras más eficaces. Mi segunda visita en poco más de un año ofreció, por tanto, la
oportunidad de transmitir al Gobierno y a la población de Myanmar las inquietudes, las expectativas y el aliento de la comunidad internacional, y extender el apoyo de las Naciones Unidas para hacer frente a los múltiples desafíos ante los que se encuentra el país.

Mientras el Gobierno de Birmania continúa su proceso político de aplicación de la guía, es importante alentarle a que adopte las medidas necesarias para aumentar al máximo las oportunidades que esta transición puede ofrecer para abordar las dificultades a corto, mediano y largo plazo ante las que se encuentra el país y mejorar las relaciones de Myanmar con la comunidad internacional en general. En este contexto, me encuentro desalentado y preocupado por el hecho de que el Gobierno de Myanmar todavía no haya adoptado medidas significativas como seguimiento de su visita. El mayor motivo de preocupación es el juicio y condena de Daw Aung San Suu Kyi, pese a la conmutación de su condena por parte del Gobierno. Estos hechos son un grave revés para las perspectivas de una reconciliación nacional genuina, para la transición democrática y para el estado de derecho en Myanmar, y contravienen los compromisos del propio Gobierno en este sentido. El hecho de que el Gobierno no haya puesto en libertad a Daw Aung San Suu Kyi es una oportunidad perdida por Myanmar para señalar su compromiso de iniciar una nueva era de apertura política.

Creo que la credibilidad del proceso político seguirá en entredicho a menos que se atienda a tres problemas inmediatos: la puesta en libertad de todos los presos políticos, incluida Daw Aung San Suu Kyi, y su libre participación en la vida política de su país; el inicio del diálogo entre el Gobierno y la oposición y los interesados de los grupos étnicos como elemento necesario de cualquier proceso de reconciliación nacional; y la creación de condiciones propicias para unas elecciones fidedignas y legítimas. Es el momento de que el Gobierno de Myanmar haga frente
a estas preocupaciones a fin de garantizar que el proceso político sirva a los intereses de toda la población de Myanmar, de un modo que sirva para unificar en lugar de dividir y que sea ampliamente aceptable para la comunidad internacional. A este respecto, confío en que el Gobierno adopte las medidas necesarias de conformidad con sus compromisos de velar por que las elecciones sean plenamente incluyentes, participativas y transparentes, y de que se preparen y celebren de acuerdo con las normas internacionales.

Además de la necesidad urgente de abrir el espacio político para que todas las entidades políticas participen libremente en las próximas elecciones, hay cuestiones de igual importancia a mediano y largo plazo que requieren más determinación y compromiso, sobre todo por parte del Gobierno de Myanmar, en cooperación con la comunidad internacional y con el apoyo de ésta. A este respecto, la transición de los acuerdos de cesación del fuego concluidos con una mayoría de los grupos étnicos armados a una paz duradera es fundamental para la estabilidad futura de Myanmar.

Esto requiere que ambos bandos ejerzan la máxima flexibilidad en las negociaciones, que deben responder a sus preocupaciones e intereses respectivos, incluidos los relativos a la situación futura de los grupos armados, la atención a las necesidades de desarrollo local y la reducción de las actividades delictivas en las zonas fronterizas. Asimismo, es fundamental que el Gobierno y los grupos étnicos armados que siguen combatiendo participen en conversaciones sustantivas
conducentes a la cesación sostenible de las hostilidades, en particular en los estados de Kayin y Kayah, donde las informaciones que llegan sobre conflictos armados, así como las violaciones de los derechos humanos y los problemas humanitarios asociados, incluidos los desplazamientos a gran escala de refugiados, siguen preocupando a las Naciones Unidas. La Organización está dispuesta a ayudar a Myanmar a hacer frente a estos desafíos. Abrir y ampliar el espacio político es el mejor modo de garantizar que todos los grupos tengan interés en la paz y la estabilidad duraderas.

De igual importancia para las perspectivas de paz y democracia duraderas es la necesidad de afrontar los apremiantes desafíos humanitarios y socioeconómicos ante los que se encuentra el pueblo de Myanmar. El nivel de cooperación sin precedentes entre Myanmar y las Naciones Unidas y la ASEAN, con el apoyo de la comunidad de donantes, en respuesta al ciclón Nargis ha demostrado que los imperativos humanitarios no están en conflicto con los principios de soberanía y nunca deben quedar supeditados a consideraciones políticas. Aunque la comunidad internacional debe mantener su compromiso de prestar asistencia humanitaria, el Gobierno tiene la responsabilidad de asegurar que continúe la cooperación en curso en las mejores condiciones posibles, y que no se niegue el acceso humanitario a ningún sector de la población que necesite asistencia, esté donde esté.

Liberar el potencial económico del país y aprovechar en beneficio de Myanmar los rápidos avances que se están producido en otros lugares de la región también son fundamentales para superar los niveles de pobreza generalizados, mejorar las condiciones de vida, promover la paz social y allanar el camino para cambios más amplios. Aunque me complacen los esfuerzos del Gobierno para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio, puede y debe hacerse más para fortalecer la capacidad de las instituciones civiles de gobierno, entre otras cosas, invirtiendo en los recursos humanos del país y permitiendo a la sociedad civil y al sector privado participar más
plenamente en el desarrollo del país.

Tal como recalqué públicamente en mi discurso de apertura en Yangon, la participación de las Naciones Unidas en Myanmar se basa en un compromiso común hacia su pueblo, con el fin de permitir a su país encontrar su lugar como miembro responsable y respetado de la comunidad internacional. Si bien Myanmar tiene una historia particular y compleja, los desafíos a los que se enfrenta como país en transición no son excepcionales ni insuperables. Además, Myanmar no es ninguna excepción al consenso de que no puede haber desarrollo sin paz; no puede haber una paz duradera sin un desarrollo sostenible; y no puede haber paz ni desarrollo sin democracia y respeto de los derechos humanos. Ninguno de los desafíos a los que se enfrenta Myanmar hoy en día (políticos, humanitarios y de desarrollo) pueden abordarse de modo aislado y si no se abordan prestando a todos la misma atención pueden menoscabarse las perspectivas de paz, democracia y desarrollo. Por todo ello, Myanmar puede beneficiarse enormemente de la amplia experiencia de las Naciones Unidas, entre otras cosas, en los ámbitos de la gobernanza y la consolidación de la paz. Cuanto más participe y coopere de modo significativo Myanmar con mis buenos oficios con ese fin, más afirmará su soberanía.

A este respecto, observo que, durante el período que abarca el informe, se atendió a la mayor demanda de mis buenos oficios mediante una capacidad proporcionada, en parte, por las contribuciones extrapresupuestarias. Querría aprovechar esta oportunidad para expresar mi agradecimiento a la Comisión Europea por sus contribuciones financieras en apoyo de mis buenos oficios. En este importante momento de la transición de Myanmar, y como parte del amplio carácter multidimensional de las actividades de buenos oficios, la Asamblea General debería
proporcionar recursos suficientes a la Oficina de mi Asesor Especial hasta 2010. Tal como se describe en mi próximo informe sobre las necesidades financieras con respecto a las misiones de buenos oficios, mantener esta capacidad será esencialpara apoyar la aplicación eficaz del mandato de buenos oficios que me sea encomendado.

Mi participación personal en la aplicación del mandato de buenos oficios es la muestra más clara del compromiso de las Naciones Unidas de cooperar con el Gobierno y el pueblo de Myanmar para ocuparse de cuestiones de suma importancia para el futuro del país. A este respecto, celebro el apoyo claro y firme manifestado por la comunidad internacional a la continuación de mi misión de buenos oficios y estoy decidido a mantener mi compromiso personal y la labor de mi Asesor Especial para lograr los objetivos de los buenos oficios, incluida la aplicación del programa de cinco puntos del que hablé con los principales dirigentes de Myanmar. La transición política ofrece una oportunidad única de llevar a cabo un cambio positivo, y la comunidad internacional, incluida la Unión Europea, la ASEAN y los agentes del desarrollo, deben enviar al pueblo de Myanmar un claro mensaje de que no está solo y de que la comunidad internacional está dispuesta a invertir en su futuro, entre otras cosas, mediante modos de apoyar los esfuerzos a más largo plazo para crear un entorno social, político y económico más abierto y mediante mejoras de la gobernanza relacionadas con la paz y el desarrollo económico. Estoy dispuesto a colaborar con todos los interesados y movilizar el apoyo necesario para hacer frente a todos los problemas a que se enfrenta Myanmar.

Un proceso de reconciliación nacional y transición democrática basado en el respeto de los derechos humanos, el diálogo y el entendimiento mutuo ofrece la mejor perspectiva de superar el doble legado de estancamiento político y conflicto armado del país, como condición previa para la paz y el desarrollo. Si bien todos los interesados tienen que cumplir una función y asumir una responsabilidad al mantener una actitud constructiva en beneficio del país, el Gobierno es quien tiene la principal obligación de estar a la altura de los compromisos que ha adquirido con su pueblo: asegurar una transición genuina hacia la democracia y hacia una nación pacífica, moderna y desarrollada. Si no se logra una identificación amplia de la mayoría de la población de Myanmar con la transición política y constitucional se corre el riesgo de agravar más las divisiones y retrasar las posibilidades de alcanzar una paz duradera para todo su pueblo. Por tanto, es el momento de que los líderes de Myanmar tomen decisiones claras y fundamentales. Depende de ellos elegir cómo responder a las aspiraciones de su pueblo y a las expectativas y el aliento de la comunidad internacional.

Estimo que esa decisión puede determinar las perspectivas de paz, democracia y prosperidad para las generaciones futuras.

Secretario de Naciones Unidas

Political Prisoners' Rights Group: “Torture is state policy in Burma”

[Mae Sot, Thailand] The Assistance Association for Political Prisoners (Burma) (AAPP) today strongly condemned the widespread ongoing use of torture against political detainees in Burma.



New testimony from political prisoners released under a general amnesty in Burma last week underlines the systematic patterns of abuse and torture of political detainees. In an interview with exile media group Democratic Voice of Burma, former student leader Myo Yan Naung Thein, who was arrested in December 2007, described being kidnapped by unknown assailants, hooded, and taken to an unknown location where he was brutally beaten. He was also denied proper medical treatment and is now unable to walk as a result.



In an interview with Radio Free Asia, another released political prisoner and former student leader arrested in June 1998, Bo Bo – also known as Moe Kyaw Thu – described being hooded and repeatedly assaulted during interrogation.



According to AAPP, 128 political prisoners were released under the latest amnesty. But high-profile political prisoners like labour activist Su Su Nway and comedian Zarganar were not amongst those released. Both suffer from serious heart conditions and have not received adequate medical treatment in prison.



AAPP Secretary Tate Naing said, “Denial of medical treatment is also a very cruel form of torture. For those political prisoners who are in poor health, it is a kind of death sentence.”



So far this month, AAPP has documented the arrests of 36 activists in Burma, including three monks. Those arrested include well-known individual activist and US citizen Kyaw Zaw Lwin also known as Nyi Nyi Aung, detained on 3 September on his arrival at Rangoon International Airport. He was taken to various different interrogation centres where he was kicked and beaten, deprived of food for seven days, and questioned throughout the night. His request for medical treatment for his injuries has so far been denied.



AAPP Joint-Secretary Bo Kyi said, “Even though Burmese domestic law and international law forbids torture, no officials are ever held to account for their actions. There is no doubt about it: torture is state policy in Burma. We are deeply concerned for the safety of those activists recently arrested.”



“The military regime must allow the UN Special Rapporteur on the situation of human rights in Burma immediate and unrestricted access to the country to investigate these reports of torture,” added Bo Kyi.



Since its founding in March 2000, AAPP has documented hundreds of instances of torture experienced by political detainees. In 2005, the organization published the report The Darkness We See: Torture in Burma’s Interrogation Centers and Prisons.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Presentaciones " BIRMANIA LA VOZ DE LAS MUJERES". Dia mundial de la paz y la no violencia. Cuenta cuentos. Actividades

Presentación: Birmania, la voz de las mujeres por Concha Pinós. Editorial mtm editores


PRESENTACIONES DEL LIBRO:
-LIBRERÍA LA CENTRAL DEL RAVAL
DIA 28 SEPTEMBRE
19:00h C/ Elisabets, 6 Barcelona

LIBRERÍA ALIBRI: DIA 7 OCTUBRE 19 HORES C/Balmes 26 Barcelona

-CASA TIBET: DIA 8 OCTUBRE 20h C/ Rosselló 181 Barcelona

- FNAC TRIANGLE: DIA 14 OCTUBRE, 19 h. Plaça Catalunya. Barcelona


"Usa tu libertad para defender la nuestra." Aung San Suu Kyi


Con el objetivo de dar voz a las mujeres birmanas y rendir un homenaje a su trabajo por la Paz, el libro contiene entrevistas y textos de mujeres como la líder birmana Aung San Suu Kyi y Premio Nobel de la Paz, Cynthia Maung, Premi Internacional de Catalunya y de mujeres "anónimas" que nos aproximan a sus deseos e ilusiones, tristezas, alegrías y retos.


El libro incluye escritos de Josep Montilla, President de la Generalitat, Silvia Escobar, Embajadora en Misión Especial por los Derechos Humanos y Juan Manuel López Nadal, Embajador en Misión Especial para Asia.



DIA MUNDIAL POR LA PAZ Y LA NO VIOLENCIA

TALLER DE ENTRENAMIENTO “ LA FUERZA DE LA NO VIOLENCIA: AUNG SAN SUU KYI. SU PENSAMIENTO POLITICO EN ACCION”

1 de Octubre/ 16:30 – 20:30 h. Campus Universitario de la Asunción. Jeréz de la Frontera.

2 de Octubre/ 19 horas. Conferencia y Presentación del Libro “ Birmania la Voz de las Mujeres y Cena Solidaria a las 21: 00 horas.-

Organiza: Alternativa Gandhiana. Telf. 616540720

CUENTACUENTOS “ LA PRINCESA LACA”:
-LIBRERÍA LAIE
DIA 3 DE OCTUBRE 19:00h C/ Pau Claris, 85. Barcelona

- LLIBRERIA BERTRAN DIA 10 DE OCTUBRE . Rambla de Catalunya, 37. Barcelona

Ban advierte a la Junta Militar birmana de que si no cede se enfrenta a inestabilidad y pobreza

El secretario general de Naciones Unidas advirtió este viernes a la Junta Militar birmana de que si no da ya pasos "claros y fundamentales" por mejorar la situación del país sumirá a las futuras generaciones en inestabilidad y pobreza.

Ban destacó la necesidad de liberar a la líder opositora Aung San Suu Kyi y a otros presos políticos, así como de celebrar unas elecciones libres. "Depende de ellos elegir cómo responder a las aspiraciones de su pueblo y a las expectativas y ánimos de la comunidad internacional", afirmó, en su último informe sobre la situación de los Derechos Humanos en el país asiático y que ha sido remitido a la Asamblea General de Naciones Unidas.

"Creo que esta elección determinará las perspectivas para la paz, la democracia y la prosperidad de las generaciones venideras", agregó en este documento, según un comunicado difundido por la ONU. En este sentido, lamentó como una "oportunidad perdida" la detención de Suu Kyi, ya que su liberación supondría "una señal de compromiso con una nueva era de apertura política".

Asimismo, Ban subrayó que Junta y facciones étnicas armadas deben alcanzar un acuerdo de paz duradero que, a su juicio, requerirá de la "máxima flexibilidad" de las dos partes en las negociaciones.

Birmania: Aung San Suu Kyi aprueba diálogo entre EEUU y la Junta (abogado)



La opositora birmana Aung San Suu Kyi aprobó el jueves el anuncio de Estados Unidos sobre su voluntad de entablar un diálogo con la junta militar que gobierna Birmania sin abandonar las sanciones, indicó a AFP uno de sus abogados.

"Aung San Suu Kyi dijo que el diálogo es algo bueno. Ya había hablado de ello", precisó Nyan Win, uno de sus abogados y portavoz de su partido, la Liga Nacional por la Democracia (LND).

"Ella acepta, pero dice que el diálogo debe reunir a las dos partes", la junta y la oposición, añadió.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, declaró el miércoles que Estados Unidos iba a entablar un diálogo con Birmania, sin abandonar las sanciones impuestas a ese país.

"Creemos que las sanciones siguen siendo un elemento importante de nuestra política, pero no han producido, en ellas mismas, los resultados esperados", declaró la jefa de la diplomacia estadounidense a la salida de una reunión organizada en la ONU por el secretario general, Ban Ki-moon.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Seísmo de 5,6 grados sacude el interior de Birmania, sin víctimas ni daños

Un terremoto de 5,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter sacudió hoy de madrugada la región central de Birmania (Myanmar), sin datos sobre víctimas ni daños materiales.

El seísmo se produjo a las 02.08 hora local (19.38 GMT del lunes) a 123 kilómetros al suroeste de la ciudad de Meiktila y 427 kilómetros al noreste de la antigua capital de Rangún, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

Su epicentro se localizó a 20,39 grados latitud norte y 94,80 grados longitud este, a 82 kilómetros de profundidad bajo el nivel del mar.

Pese a no ser tan frecuentes como en el 'Anillo de Fuego' del Pacífico, los seísmos son también habituales tanto en Birmania como en la región noroeste de Laos y el norte de Tailandia, además de esta región del océano Índico.

La vecina Bután registró ayer un temblor de 6,2 grados que tampoco causó víctimas mortales.

Los esclavos del rubí por Pablo M. Diez



Miles de personas buscan rubíes en la mina de Mong Hsu, constantemente vigilados
Además del narcotráfico, las guerrillas étnicas que controlan buena parte del norte de Birmania han extendido sus tentáculos a otros negocios como la madera y las minas de oro y piedras preciosas. En el yacimiento de rubíes de Mong Hsu, a tres días en coche de Mandalay y cerca de Taunggyi, en el Estado Shan, operan un centenar de compañías pertenecientes a distintos grupos armados.
Alrededor de esta montaña de 2.300 metros ha crecido una ciudad de chabolas de madera y latón, donde viven más de 30.000 personas, la mayoría trabajadores de esta explotación de 20 kilómetros cuadrados. Descalzos y vestidos con andrajos, los operarios cargan sacos de rocas de sol a sol y rebuscan con sus manos entre las piedras o la arena del río por mil kyats al día (menos de 1 euro).
En el interior de la montaña, cientos de trabajadores excavan en estrechas galerías para sacar a la superficie grandes piedras que luego caen estruendosamente por rampas de chapa hasta las máquinas trituradoras. Una vez desmenuzadas, otros empleados, divididos en mesas de cuatro personas, van separando las piedras y abriéndolas con tenazas en busca de las que contengan rubíes, bajo la atenta mirada de los vigilantes y soldados del Ejécito Wa, que no les quitan ojo para impedir robos a la empresa.
Sospecha omnipresente
Los controles de seguridad son draconianos porque algunos rubíes pueden llegar a valer unos 4.000 euros. Por ese motivo, los trabajadores son cacheados constantemente y deben desnudarse ante los guardianes, que les inspeccionan hasta el recto. En cuartuchos separados, las mismas medidas se aplican, por supuesto, a las mujeres, maquilladas con la pintura tradicional birmana («thanaka»).
Así lo muestra el documental rodado por el fotógrafo chino Wang Yizhong, autor de las imágenes que ilustran este reportaje y uno de los pocos testigos de excepción de la vida diaria en esta parte de Birmania cerrada al turismo. «Debemos contratar a trabajadores de fuera porque las tribus locales saben cómo esconder los rubíes», explica a la cámara Shao Weiliu, el gerente de una mina perteneciente al grupo Hong Bang, dirigido por los principales gerifaltes de la guerrilla Wa, el «presidente» Bao Youxiang y su lugarteniente económico, Wei Xuegang.
La película de Wang retrata a adinerados comerciantes chinos tomando té, rodeados de guardaespaldas, y a trabajadores escarbando bajo una lluvia de piedras arrojadas desde la cima del monte.
Rodeada por un sobrecogedor mar de nubes que flotan bajo su pico, la montaña sagrada de Mong Hsu es, junto a la de Mogok, la principal mina de rubíes de Birmania, pero también uno de los lugares más desoladores del mundo.

HRW DENUNCIA NUEVAS INTIMIDACIONES CONTRA MONJES

Los monjes budistas birmanos, que en 2007 organizaron la "revuelta color azafrán", siguen sufriendo represiones de parte de la junta militar en el poder, denunció un nuevo informe de la organización humanitaria Human Rights Watch (HRW), recordando que actualmente hay 240 monjes encarcelados.
Las intimidaciones, abusos y reclusiones afectan sin pausa a los religiosos birmanos, haciendo más débil a toda la comunidad monástica, escribió Bertil Lintner, un periodista experto en Birmania a quien fue confiado el informe.
Los testimonios de los monjes aclaran "el comportamiento del gobierno militar birmano, que ejerce el poder con la violencia, el miedo y la represión", explicó el director de HRW en Asia, Brad Adams.
La junta "intensificó la vigilancia de los monasterios, cerró programas sociales y sanitarios organizados por algunos grupos de monjes y sigue haciendo abandonar la túnica a los monjes acusados de actividad política", agrega el informe.
Miles de bonzos fueron sancionados por haber organizado los auxilios después del ciclón Nargis, que el año pasado devastó Birmania causando 138.000 muertos.
HRW invitó a la comunidad internacional a ejercer "presiones coordinadas sobre el régimen para que afronte un proceso creíble de reformas políticas", porque en el país sigue alto el riesgo de una "repetición de las manifestaciones de 2007", cuya represión causó 21 muertos.
La semana pasada la organización lanzó una campaña para la liberación de los prisioneros políticos birmanos, que según HRW son unos 2.200.

4 MAXIMOS DIRIGENTES BIRMANOS PRESENTAN EN ESPAÑA EL PLAN POR LA RECONCILIACION NACIONAL EN BIRMANIA- LA PAZ ES POSIBLE EN BIRMANIA


El 23 de Septiembre se presentá en España frente al Presidente de la Generalitat de Catalunya el Plan de Paz y Reconciliación Nacional- con la Alianza de los Siete Partidos-.Tour por Europa presentando la materialización de todos los esfuerzos por la reconciliación nacional y la inclusiva transición hacia la democracia, se encontrarán Relacions Institucionals i Affers Exteriors de la Generalitat de Catalunya, en Madrid Ministerio de Asuntos Exteriores y Club Madrid. Atenderán tambien a prensa en entrevistas concertadas.

El Tour Europeo estará liderado por Dr. Thaung Htun, representante en Naciones Unidas por la Coalición Nacional del Gobierno de la Unión de Birmania desde 1996, U Bo Hla Tint, Dr. Naing Aung y Khin Ohmar va a empezar en Barcelona el 22 de Septiembre, el 24 Madrid, y recorrera todos los paises de la UE en un mes y medio.

El objetivo de la misión brevemente es informar a los gobiernos, parlamentarios, partidos politicos, media, agencias de ayuda humanitaria y sociedad civil sobre:

(1) El analisis de la situación politica de derechos humanos en Birmania

(2) La propuesta de reconciliación nacional presentada por el movimiento pro-democratico con las nacionalidades etnicas y la Alianza de los Siete Partidos

(3) El rol de los actores internacionales ( Naciones Unidas, ASEAN, Estados Unidos, EU. Especialmente el rol de la presidencia española en las proximas elecciones del 2010

(4) Posición común de EU en referencia a Birmania

Para más información o entrevistas en Barcelona o Madrid

Dra. Concha Pinós

Directora de la Campaña “ Birmania por la Paz ”

www.birmaniaporlapaz.org

Telf. 934144878/639419772

domingo, 20 de septiembre de 2009

Webb fires back at critics of his Burmese outreach

In recent weeks, Virginia Senator Jim Webb has ignited a fierce controversy over U.S. engagement with Burma while the Obama administration is still debating its policy toward the thuggish, isolated Southeast Asian state.

Webb, a Navy secretary under Ronald Reagan and a Marine Corps veteran of the Vietnam War, has plenty of critics, who portray him as a military man distrustful of diplomats and politicians alike. But Webb, who chairs the formerly sleepy Senate Foreign Relations Asia subcommittee, is nonetheless a one-man blur of diplomatic activity, and Asia hands are taking notice. Many, however, see him as a bull in a China shop, gallivanting around Asia upsetting the delicate balance the Washington foreign-policy establishment is working to maintain.

Webb's supporters point out that his extensive Asia experience goes back decades and his diplomatic activism is based on his historical perspective and his independent connections there.

Webb's five-nation tour of Southeast Asia last month made huge news; he was the highest-level U.S. official in years to meet with the leaders of Burma's reclusive military junta and he had a private meeting with Burmese democracy icon Aung San Suu Kyi. The fallout from Webb's trip has reinvigorated the Washington debate over Burma policy, centered around Webb's controversial push to engage the brutal Burmese dictatorship, which he says should include consideration of easing sanctions.

The pushback against Webb's initiative has been severe, driven by a loose alliance of democracy advocates, former Bush administration officials, and a segment of the neoconservative intellectual brain trust.

In an exclusive interview with The Cable, Webb defended his stance on Burma and sought to correct the record on a number of rumors and reports about what actually happened when he traveled there.

First, Webb stood by statements he made in a Thailand press conference, when he said that Suu Kyi had told him she was open to the idea of lifting some sanctions against the military government now holding her captive and that she has spent much of her life fighting.

"The statements that I have made about her or the discussions that we had are my best attempt to show respect to her situation," said Webb, "It was my distinct impression from the conversation that she would not be opposed to lifting some of the sanctions."

Immediately after Webb's trip, Suu Kyi's lawyer Nyan Win, who is also a spokesman for her National League for Democracy party, told the Irrawaddynewspaper, an expatriate publication based in Thailand that is critical of the junta, that she hadn't endorsed lifting any sanctions and that she favored working internally with the government led by senior General Than Shwe, whom Webb also met with.

"Only the people who were in the meeting know what was said," retorted Webb.

Webb also flatly denied several points made in a scathing Weekly Standardarticle entitled "A Tangled Webb in Burma." The magazine, run by neoconservative thought leader William Kristol, has been hammering Webb on a constant basis by running critical stories and blog posts on its Web site, run by former McCain campaign staffer Michael Goldfarb.

For example, Webb never placed a hold on the nomination of Kurt Campbell to be assistant secretary of state for East Asia, as the story claims, he said. The delay in moving the nomination was due to the need to thoroughly examine Campbell's business dealings related to StratAsia, the consulting firm he founded with Bush administration NSC Asia director Michael J. Green.

Nor, says Webb, did he in fact finally relent on the Campbell nomination after "multiple, pleading calls" from Secretary of State Hillary Clinton, as the article alleges, adding that Clinton played no role in Webb's trip to Burma.

In her own trip to Thailand for an Association of Southeast Asian Nations (ASEAN) conference in July, Clinton had hinted that the United States might "expand our relationship with Burma, including investments in Burma," leading some observers to speculate that the secretary might share some of Webb's controversial views.

Webb swatted such speculations away. "Hillary Clinton has neither helped not hindered me on this," said Webb, "She has never in any way opened up a door with me on this issue or helped to shut a door."

"If we had relied on the State Department, we wouldn't have gotten the meetings that we got, quite frankly," he added.

What is much harder to deny is that leaders of the Burmese democracy movement were extremely upset with Webb's talk of lifting sanctions, taking to the op-ed page of the Washington Post to criticize his actions and calling them "damaging to our democracy movement."

But Webb said engagement of the Burmese government is needed to combat growing Chinese influence there, has the best shot of opening up Burma through economic penetration, and besides, he argues, the sanctions haven't worked.

"Indeed, they have allowed China to dramatically increase its economic and political influence in Myanmar, furthering a dangerous strategic imbalance in the region," Webb wrote in the New York Times. (The senator's use of the name "Myanmar" is itself controversial, as it is the name chosen by the junta in 1989 and is rejected by many Burmese opposition groups and ethnic minorities.)

Everyone's a Critic

One former senior official told The Cable that Webb was planting the seeds of discord between the United States and some Southeast Asia allies by giving false hope about what the U.S. government might be willing to do in terms of altering its Burma policies.

Webb has gotten far ahead of the administration's ongoing comprehensive policy review, which is expected soon, the official said.

Webb rejected that criticism, telling The Cable that he was clear with his interlocutors about his role in the U.S. government and besides, as a senator it's not his job to work on behalf of the administration.

Another worry, the former senior official said, is that Webb's approach gave too much legitimacy to the junta and sent the wrong message to that whole region, namely that the U.S. was moving away from promoting democracy and human rights, and was growing more willing to support bad actors and less committed to supporting civic reformers.

"Burma is a proxy fight in Asia as for which of these divisions in ASEAN will be the future," the official said."

Webb's support for the 2010 Burmese elections, which all but the most optimistic observers feel will be far from fair, will only serve to cement the new Burmese constitution, which enshrines military rule, according to the official.

"Political realism is, you try to take what you can get and build on it," Webb responded, "If we develop relationships, we can improve the environment under which the elections are held."

Some Asia policy hands reject Webb's contention that engaging the Burmese junta is necessary to combat growing Chinese influence there. Burma has never been a Chinese client state, one expert said, and China's dollar diplomacy in Burma isn't reason enough to warrant America sacrificing its commitment to core values.

"We will never be mercantilist and cynical enough to beat the Chinese at their own game," said the expert, "It's a winning strategy to focus on democracy and human rights."

In recent weeks, Beijing has expressed some displeasure over the Burmese government's ongoing fight with restive minority groups in its eastern regions, and the resulting instability has sent thousands of refugees streaming into China.

Georgetown University professor David Steinberg defended Webb in a recentAsia Times article, saying that Burmese democracy advocates "miss the point of Webb's visit."

"Webb has started a process that is important. Where it will go, we don't know," said Steinberg, "We know what will happen if the policy of isolation will continue ... nothing."

Policy Vacuum

Inside the U.S. government, different parts of the administration have different views on how to handle Burma. The uniformed military is "value-neutral," one source said, meaning they generally see benefits in engaging with other militaries.

But new Obama civilian Pentagon officials such as principal Deputy Assistant Secretary of Defense for Asia and Pacific Affairs Derek Mitchell and Deputy Assistant Secretary of Defense for East Asia Michael Schiffer have their own well-formed Burma ideas.

Mitchell and Green, the Bush-era NSC official, penned an article in Foreign Affairs in 2007 arguing the junta should be engaged, but only in conjunction and coordination with regional allies and only after the release of Suu Kyi.

What's unknown is where Hillary Clinton and ultimately President Barack Obama come down on how to deal with Burma. Clinton has hinted that the administration review could recommend some change on sanctions.

The results of that review, which is being led by Campbell and the deputy assistant secretary responsible for Southeast Asia, Scot Marciel, are expectedany time now.

The position of special envoy to Burma is also vacant. Green was nominated byGeorge W. Bush for the job in the twilight of his second term, but the clock ran out on that administration before he was confirmed.

The Obama team was inclined to let the Green nomination go through as an olive branch to the McCain campaign (for which Green was an advisor). But then-subcommittee chairwoman Barbara Boxer, D-CA, scuttled the idea because her demand for a favor from Vice President Joseph Biden in exchange for her acquiescence was rejected, sources said.

No new envoy has been nominated, but sources said that Human Rights Watch'sTom Malinowski is a top contender. Malinowski, who was reportedly in the running to head the Democracy, Rights, and Labor bureau at the State Department but ran into snags over whether he was considered a "lobbyist" under the administration's disclosure rules, penned an op-ed in 2006 entitled,"Call Cruelty What It Is," which compared Bush administration interrogation practices with those of Stalin.

Webb plans to hold a hearing on Burma, to be scheduled for October, according to an aide.

At least 104 political prisoners released

(Mae Sot – Thailand)


The Assistance Association for Political Prisoners (Burma) (AAPP) can confirm that so far 104 political prisoners have been released from 22 different prisons in Burma.

The 104 released include 37 members of the National League for Democracy, including 3 MPs; 18 women; 11 former political prisoners; 4 monks; 4 journalists; 9 members of the Human Rights Defenders and Promoters Network; 6 members of the 88 Generation Students; and 1 lawyer.

On the evening of September 17, 2009 in Rangoon, state-run MRTV carried a news bulletin announcing that 7,114 prisoners were to be released “on humanitarian grounds.”

Expertos piden a la comunidad internacional que no sobreestimen la influencia de China en Birmania

Los expertos en política internacional del International Crisis Group (ICG) han recomendado a la comunidad internacional que no centre todas sus esperanzas en la influencia china para impulsar una reforma democrática en la dictadura militar de Birmania, influencia "sobreestimada" que simplemente se limita a sugerir líneas de acción a la Junta Militar del país asiático.

"Los líderes nacionalistas del Gobierno militar birmano no aceptan órdenes de nadie, Pekín incluido", explican los expertos de ICG en su último informe sobre el país asiático. "Son impredecibles e inmunes a las críticas externas, lo que les suele hacer invulnerables a la influencia exterior", apunta el grupo.

Además, ICG indica que las intenciones de China sobre Birmania son difieren en gran medida de las de la comunidad internacional. "Si se sigue esperando que China encabece las negociaciones para resolver el problema, la solución seguirá siendo esquiva", explica el ICG. "Tras dos décadas de negociaciones fallidas, la comunidad internacional y Pekín deben hallar una forma mejor de trabajar juntos para perseguir el amplio espectro de cuestiones que reflejan las preocupaciones entre ambas partes", indica.

MATRIMONIO DE CONVENIENCIA

China y Birmania mantienen una "dependencia asimétrica". Está claro que las autoridades militares birmanas saldrían perdiendo en el caso de un desencuentro, porque China no sólo es su protector ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, sino su principal enlace con el mundo exterior, y una fuente de inversión y de apoyo económico.

Pero "la relación entre China y Birmania es más un matrimonio de conveniencia que una relacion amorosa", indica el ICG. China cree que Birmania tiene grandes problemas, pero prefiere que la Junta ajuste gradualmente sus políticas a través de un poderoso régimen centralizado. Pekín no es partidaria ni de una solución federalista ni, mucho menos, un cambio de régimen. De esta forma "puede seguir protegiendo sus intereses económicos y estratégicos en el país", siendo Birmania el principal acceso de China al océano Índico y al sureste de Asia.

No obstante, el ICG advierte de que la política de Pekín podría tener un efecto adverso en la estabilidad de Birmania, y en última instancia, sobre la relación privilegiada que China ostenta con el régimen militar.

"La inestabilidad política y la incertidumbre han derivado en una falta de confianza absoluta en el entorno inversor. El débil Gobierno y la enorme corrupción dificultan incluso la labor de las compañías chinas que operan allí", explica ICG, añadiendo que las dificultades se extienden al ámbito social debido a la porosidad de la frontera birmana, a través de la cual "entran insurgentes, drogas, VIH y, recientemente, decenas de miles de refugiados".

Las compañías chinas se han visto directamente afectadas por las propias negligencias de los dirigentes birmanos, su pésimo registro de derechos humanos y el enorme daño medioambiental que causan sus operaciones con el beneplácito del Gobierno militar birmano.

Y a nivel histórico, existe cierto resentimiento entre ambos países, más por parte birmana, que todavía no ha perdonado el apoyo de China al antiguo Partido Comunista birmano. La Junta Militar teme ser absorbida por su vecino, y siempre ha defendido una política no alineada y multilateral para equilibrar la influencia china. Gracias a la globalización, ha conseguido diversificar sus relaciones comerciales con India, Rusia, Tailandia, Singapur, Corea del Norte y Malasia. Así que China sigue siendo un socio comercial de envergadura, pero cada vez menos indispensable.

ELEMENTO DE MEDIACIÓN

"China no se relacionará con Birmania según los términos que dicte Occidente", indica ICG. El grupo de expertos sostiene que para conseguir que China acepte la estrategia de negociación de la comunidad internacional, mucho más agresiva, es necesario entender la "verdadera relación" entre el gigante asiático y Birmania.

"Más vale que Occidente se involucre con China para animar al Gobierno birmano a que emprenda un diálogo verdaderamente significativo con la oposición y con los grupos étnicos, y que aborde la crisis económica y humanitaria que perturba la reconciliación en todos los niveles de la sociedad", recomienda el grupo, que al mismo tiempo pide a China un mayor contacto con los líderes de las organizaciones del sudeste asiático, en particular la ASEAN, para "persuadir a los militares a que cedan en su posición".

Todo ello a un año de que Birmania celebre comicios en 2010. Unas elecciones que, a pesar de las graves deficiencias que seguro presentarán, "podrían crear una oportunidad generacional y desembocar en cambios institucionales". El deseo de China es alimentar el proceso democrático siempre y cuando no amenace la estabilidad en Birmania, y si bien su influencia en la región es limitada, "la comunidad internacional debería seguir animando a Pekín a que participen en un esfuerzo concertado para abordar la situación" en el país asiático.

Ban celebra la excarcelación de una docena de presos políticos en Birmania

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró hoy la excarcelación de una docena de presos políticos en Birmania (Myanmar) beneficiados por la amnistía a 7.114 reclusos anunciada el jueves por la Junta Militar que gobierna el país asiático.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, señaló que Ban se alegra de que un "número limitado" de presos políticos saliera hoy de la prisión en la que estaban recluidos por motivos políticos.

Ban "reitera su llamamiento a las autoridades de Myanmar para que adopten nuevas medidas que lleven a la liberación de los presos políticos restantes, incluida (la líder opositora) Daw Aung San Suu Kyi", señaló Montás.

La portavoz resaltó que la liberación de los presos de conciencia es un paso "necesario" para la reconciliación nacional y la transición a la democracia en el país asiático, que se encuentra bajo control militar desde 1962.

También recordó que el secretario general ha instado a la Junta Militar a responder con "medidas creíbles" a las "diversas propuestas" que le transmitió personalmente a sus líderes en su visita en julio a Birmania.

Una docena de presos políticos, de un grupo de 500 reos, salió hoy del sórdido presidio de Insein, a las afueras de Rangún, beneficiados por la amnistía decretada el jueves.

Fuentes de la disidencia indicaron a Efe en Bangkok que entre los excarcelados está la periodista Eint Khaing Oo, de 24 años, detenida el 10 de junio de 2008 cuando cubría una manifestación pacífica de las víctimas del ciclón "Nargis", que mató a 138.000 personas en el sur de Birmania en mayo de ese año.

Eint Khaing Oo, cuyo trabajo periodístico sobre la catástrofe natural y la "Revolución azafrán" le valió el premio Kenji Nagai este año, fue condenada a 24 meses de prisión por haber cometido un delito contra el orden público.

La dirección de la penitenciaría de Insein aprovechó el acto de liberación para afirmar que en Birmania no existen los presos políticos.

No obstante, la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) de Birmania denunciaba hace cuatro días la presencia de 2.211 en las cárceles birmanas, entre ellos 141 mujeres y 237 monjes budistas.

Según los datos de AAPP, las autoridades han detenido a un total de 1.122 activistas desde las protestas antigubernamentales de agosto de 2007 que desembocaron un mes después en la "Revolución de azafrán".

Birmania por la Paz files a CRIMINAL LAWSUIT in Spain’s Special High Court (Audiencia Nacional) against the Burmese Military Junta, exercising popular

Barcelona 18 September 2009

Birmania por la Paz will exercise popular action against Burma’s Military Junta for crimes against humanity, war crimes, torture, terrorism and other international crimes.

The association Birmania por la Paz has filed a CRIMINAL LAWSUIT, exercising POPULAR ACTION for CRIMES AGAINST HUMANITY, WAR CRIMES, TORTURE AND TERRORISM, against senior members of Burma’s Military Junta. The lawsuit is co-signed by the world’s most important organizations for democracy and human rights in Burma, and the
international defence of Daw Aung San Suu Kyi.

The persons considered responsible for the acts described in the lawsuit, and referred to as the accused, are as follows: MAUNG AYE, commander in chief of the Burmese army and Burma’s second highest military authority; MAUNG OO, general commander and minister of the interior, in charge of Burma’s police force and penitentiary system; HLA HTAY WIN, general commander of the Burmese army, in charge of the military command in Rangoon during the massacres of 1988 and 2007; HLA
MIN, brigadier general in charge of the 11th Light Infantry Division of the military command in Rangoon during the massacre of 2007; KHIN YE, general director of the police and one of the leading figures of the repression in Rangoon in 2007; MYINT SWE, general commander in charge of the National Intelligence Service since 2004.

Before filing this legal initiative, the president of the plaintiff association, Concha Pinós declared: “Burma has a solution, it is only a matter of applying the principles of justice. Burma’s Military Junta must be revealed for what it is: the lackey of multinationals and international interests that oppress the Burmese people. As we have seen in the latest sentence passed on Daw Aung San Suu Kyi, the West has a responsibility to protect, watch over and denounce all that is taking place within that country, correcting the media and promoting a safe path back to democracy.”


The lawsuit covers acts committed since the military oppression began in 1988 to the Depayin massacre of 2003, plus the crimes committed in the saffron revolution of 2007, the blocking of humanitarian aid to the victims of the cyclone Nargis in 2008, which constitute a crime against humanity, together with the systematic use of torture in Burma, sexual violence against Burmese women, forced relocations and forced labour inflicted on civilians of Burma’s ethnic minorities, and the forced recruitment of child soldiers.

The lawsuit also requests, in addition to its acceptance, that a series of victims and eyewitnesses of the international crimes that continue to be committed in Burma testify before the judge, and that a legal commission visit the Burmese refugee camps in Thailand in order to verify the acts denounced.

José Elías Esteve, research lawyer for the case (and also the legal representative for the Tibet cases being investigated by the Audiencia Nacional) has declared: “The Spanish courts gave jurisdiction to cover international crimes, as Burma does not recognise the International Criminal Court, and it is unthinkable that the Burmese courts have any intention of trying their own leaders of the Military Junta, especially as the judges are subordinate to these leaders; this “culture of
impunity” having been denounced by the UN special rapporteurs in several reports”.

Lastly, the Burmese leaders who promote the Plan for National Reconciliation in Burma, Dr. Thaung Htun and Foreign Minister in exile, Bo Hla Tint, both of whom are victims of torture and war crimes and are due to visit Spain on 23rd and 24th September, have declared: “Spain is a reference point in the fight against impunity throughout the world and her example should inspire other democratic states to defend human rights.” When informed of the proposed reform of universal justice,
however, he added: “This modification is a clear message to genocidal dictators throughout the world to continue with the barbarity, like that in my own country, Burma. The West talks about defending human rights, but to whom can victims such as us turn to defend our lives, if they close all the doors?”


For interviews or further information please contact:

Concha Pinós, director of Birmania por la Paz - Burma Campaign, Spain

José Elias Esteve, lawyer of the lawsuit, Tlf: 680 420 639 -
j.elias.esteve@uv.es

www.birmaniaporlapaz.org , mail: birmaniaporlapaz@yahoo.es ; movil:
639419772