sábado, 31 de mayo de 2008

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó ayer del riesgo de que la Junta Militar Birmana condena a trabajos forzados

La OIT ha permanecido aislada durante más de una década de Birmania, y ha denunciado que el país podría recurrir a la práctica generalizada de forzar a los campesinos a trabajar en proyectos de infraestructuras o en tareas del Ejército.La Organización también ha expresado su preocupación por el reclutamiento de menores en el servicio militar del país que ha sido duramente criticado por los países occidentales por su negativa a aceptar la ayuda de equipos de rescate tras el paso del ciclón el pasado dos de mayo, donde al menos 134.000 personas han muerto o desaparecido a causa del ciclón.Así pues, mientras el país intenta reponerse de la catástrofe, la OIT dijo que las agencias de Naciones Unidas y la ayuda internacional deben conocer el incremento del trabajo forzado, el tráfico de personas, y el trabajo migratorioLa OIT está trabajando con las autoridades de Birmania para 'asegurarse de que los esfuerzos por reconstruir el país no implica recurrir a trabajos forzados en ninguna de sus formas', asegura un comunicado hecho público ayer.El coordinador de la OIT en Rangún, Steve Marshall, presentó el informe en la Conferencia Internacional de Trabajo (ILC). Hasta el momento no se ha verificado ningún informe sobre trabajo forzado. 'No decimos que esto está pasando', matizó Marshall.

Los Shan matan a ocho empleados de aserradero

Shan mataron a machetazos a ocho obreros de un aserradero de la etnia shan, indicaron el sábado los medios de comunicación oficiales de Birmania.
El diario New Light of Myanmar, controlado por la junta militar en el poder en Birmania, atribuyó este ataque al Ejército del Estado Shan, un grupo étnico rebelde que lucha contra el régimen.
Según este periódico, unos 25 guerrilleros atacaron al aserradero el miércoles y capturaron a nueve empleados, antes de incendiar las instalaciones, en el Estado Shan. Los nueve trabajadores fueron llevados a una quebrada en las cercanías, golpeados y atacados a machetazos. Ocho de ellos murieron y el noveno fue gravemente herido.
Es poco frecuente que Birmania reconozca oficialmente estos ataques. Desde el paso del ciclón Nargis, que dejó al menos 133.600 muertos y desaparecidos a principios de mayo, los medios de comunicación estatales casi no han informado sobre los conflictos armados que enfrentan a la junta militar con los diversos grupos rebeldes del país.

ENTREVISTA CON JUAN MANUEL LÓPEZ, EMBAJADOR ESPAÑOL EN EL SURESTE ASIÁTICO

Juan Manuel López: "El Gobierno es incompetente, corrupto y tirano"
J. C.BANGKOK
Juan Manuel López Nadal (Palma, 1951) es el embajador de España en el Sureste Asiático. El domingo participó en Rangún en la reunión de donantes. España es el quinto país europeo en aportaciones, con dos millones de euros.-
-Los occidentales, a pagar y a callar, parece decir la Junta.--Eso es lo que quiere. Nosotros tenemos que ayudar porque es una emergencia de primer orden, pero exigimos que la ayuda llegue hasta los que la necesitan y que entren los cooperantes.--
No quieren testigos, y menos si son periodistas.--Pues para mí esto demostrará si tienen buena voluntad y cumplen sus compromisos.-
-¿Y si no cumplen?--Dejarán en mal lugar al secretario general de la ONU y a la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean). No olvidemos que ellos pidieron ayuda a la Asean cuando vieron que eran incapaces de afrontar solos una catástrofe de esta envergadura.--
¿Por qué no lo hicieron antes?--Porque son incompetentes, además de corruptos y tiranos.

viernes, 30 de mayo de 2008

La organización Human Rights Watch (HRW) acusó hoy a la Junta Militar de Birmania de haber ralentizado sin motivo el envío de ayuda a las víctimas del

El régimen accedió ayer a que todo el personal de la ONU pueda entrar en el país casi un mes después de la catástrofe, pero HRW consideró en un comunicado que eso no es suficiente y debe suspender las restricciones para todos los empleados de las agencias de ayuda humanitaria.Según datos de Naciones Unidas, apenas un millón de personas, menos de la mitad de la cifra estimada de damnificados, ha recibido el material de emergencia, mientras las autoridades birmanas insisten en pasar a la segunda fase de reconstrucción.'Ayudar a esta gente es prioritario sobre la agenda política de los generales, quienes mediante las trabas a la llegada de ayuda internacional demuestran que siguen oprimiendo a su pueblo incluso durante una tragedia de esta magnitud', aseguró el responsable para Asia de HRW, Brad Adams.El grupo defensor de los derechos humanos también exigió a la Junta Militar que permita atracar en el puerto de Rangún a los navíos militares cargados de toneladas de ayuda de Estados Unidos, Francia y Reino Unido, que llevan semanas esperando en el Mar de Adaman.Por otra parte, saludó el hecho de que el Gobierno birmano deje por fin a sus propios ayudantes repartir arroz y otros artículos en el delta del río Irrawaddy, la zona más afectada por la tormenta y donde hasta hace dos días estaba prohibido repartir ayuda sin una autorización oficial.Finalmente, HRW pidió a los países donantes que acudieron el pasado fin de semana a la conferencia de Rangún no se dejen manipular por los generales, quienes les acusan de politizar la respuesta solidaria de la comunidad internacional.El ciclón que asoló hace casi un mes el sur de Birmania causó al menos 134.000 muertos y desaparecidos, y las autoridades estiman que necesitarán unos 11.000 millones de dólares (7.100 millones de euros) para llevar a cabo la reconstrucción del delta.

ASI LLEGA LA AYUDA HUMANITARIA, ASI ESTA EL DELTA DEL IRRAWADY

Repatriación voluntaria de los rohingya a Birmania

Repatriación voluntaria de los rohingya a Birmania



El Gobierno de Bangladesh y ACNUR acordaron el martes impulsar la repatriación a Birmania de los 27.000 refugiados musulmanes de la etnia rohingya que se encuentran en campos de Bangladesh desde 1991. El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres, viajó a Bangladesh a principios de esta semana, donde visitó los campos de refugiados y se reunió con el asesor del Ministerio de Asuntos Exteriores, Iftekhar Ahmed Chowdhury, tras lo cual declaró: "nuestra intención es reestablecer el mecanismo trilateral entre Bangladesh, ACNUR y Myanmar para crear las condiciones que posibiliten la repatriación voluntaria de los refugiados rohingya a Myanmar".

ANTÓNIO GUTERRES, DURANTE SU VISITA AL CAMPO DE KUTUPALONG EL 26 DE MAYO.


Guterres afirmó que ACNUR está negociando con otros países la posibilidad de que den asilo a los refugiados, pero la prioridad y la mejor solución es "posibilitar que la gente pueda volver voluntariamente a su hogar en unas condiciones seguras y dignas, y así participar en la construcción de su propio país". Resulta chocante esta última afirmación, teniendo en cuenta que según la ley de ciudadanía de Myanmar aprobada en 1982, los rohingya no son ciudadanos birmanos, ya que sólo pueden serlo los grupos étnicos que ya se encontraban en el territorio nacional antes del comienzo de la colonización británica, en 1824, lo cual no es el caso según la Junta (aunque es un tema sujeto a una gran controversia académica).


Guterres añadió en una rueda de prensa que "la mayor cooperación que existe ahora entre la comunidad internacional y Myanmar creará oportunidades en el futuro para un diálogo más sustancioso". Bangladesh, por su parte, dijo que renovaría sus esfuerzos para repatriar a los 27.000 rohingya de vuelta a Birmania.


El anuncio ha sido recibido con reacciones de condena de activistas por los derechos humanos de esta etnia, una de las más perseguidas por el régimen birmano. Según The Irrawaddy, el director de una agencia de noticias birmana con sede en Bangladesh declaró que las autoridades bangladeshíes están pidiendo a los refugiados que vuelvan a su país voluntariamente, algo a lo que éstos se niegan por temor a las represalias de la Junta. El periodista añadió que los refugiados no tienen ninguna intención de volver hasta que no se instaure una democracia en el país, como le dijo una refugiada a Guterres el pasado lunes durante su visita a uno de los campos: "dejen que la dictadura militar llegue a su fin y se establezcan la democracia, la paz y los derechos humanos en Myanmar antes de llevarnos de vuelta". No parece que que estas palabras hicieran demasiada mella en Guterres.


Es cuando menos sorpredente que ACNUR decida que ha llegado el momento de "repatriar voluntariamente" a los rohingya un día después de la conferencia de donantes de Rangún y tres semanas después de que el huracán Nargis arrasara la llamada despensa de Birmania. Si los rohingya decidieran volver, lo harían a un país que se enfrenta a una hambruna terrible y en el que, por otro lado, no hay ningún indicio de que se vaya a producir un cambio democrático en un futuro próximo. De hecho, estos refugiados se niegan a regresar a Birmania desde hace más de 15 años a pesar de las durísimas condiciones que han de soportar en un país extremadamente pobre como Bangladesh y que no les quiere en su territorio.


La decisión de ACNUR de seguir adelante con las repatriaciones es aun más sorprendente teniendo en cuenta que se produce sólo una semana después de que el Gobierno australiano anunciara la donación de algo menos de un millón y medio de dólares al organismo de la ONU para la construcción de nuevas casas en uno de los campos de refugiados. De hecho, el propio ACNUR afirmó a finales del pasado mes de febrero que las condiciones están mejorando sustancialmente en los campos debido a que el Gobierno de Bangladesh, a cargo de la administración de los mismos, le ha permitido introducir mejoras y colaborar a otras entidades de la ONU y organizaciones no gubernamentales.


CAMPO DE REFUGIADOS ROHINGYA EN BANGLADESH.


Unas 800.000 personas de la etnia rohingya viven en el estado de Arakan, al noroeste de Birmania y es una de las más oprimidas por la Junta militar birmana. Los rohingya proceden de Bangladesh y son musulmanes, religión especialmente perseguida por los generales, budistas de etnia birmana. Además de negarles la ciudadanía en su propio país, les obligan habitualmente a realizar trabajos forzados, no se les permite desplazarse ni casarse libremente ni acceder al sistema educativo ni al sanitario. En 1991, el ejército birmano ejecutó una operación de limpieza étnica en el estado de Arakan que obligó a más de 250.000 a huir a Bangladesh, donde se enfrentaban a una condiciones extremadamente duras; la mayor parte de ellos volvieron a su país, pero unos 27.000 permanecen en Bangladesh. El Gobierno de Bangladesh, que no firmó el Estatuto de los Refugiados en 1951, nunca ha reconocido a los rohingya como tales, y se niega a aceptar más alegando que no puede mantenerlos. (Sobre la situación de los rohingya en Myanmar, véase el informe publicado por Amnistia Internacional en 2004 Myanmar: The Rohingya Minority: Fundamental rights denied, en formato pdf).

Juntas Generales de Gipuzkoa destinará 30.000 euros a los afectados por el ciclón Nargis en Birmania

Las Juntas Generales de Gipuzkoa destinarán 30.000 euros del presupuesto de este año para ayuda y cooperación al desarrollo a los afectados por el ciclón Nargis a su paso por la ciudad birmana de Myanmar, que "se ha cobrado la vida de 22.000 personas y más de 40.000 desaparecidas", según recordó hoy la presidenta del Parlamento guipuzcoano, Rafaela Romero (PSE).

Nuestro agradecimiento a las Juntas Generales y en especial a Rafaela Romero por su amor y protección al pueblo birmano

NARGIS Y SALUD- LLAMAMIENTO DE LA ORGANIZACION MUNDIAL DE LA SALUD

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó ayer un plan de acción de 28 millones de dólares (18 millones de euros) para brindar cuidados médicos a la población afectada por el ciclón 'Nargis' en Birmania.

NUEVA YORK, 30 (EUROPA PRESS)

El director general adjunto de la OMS, Eric Laroche, explicó en rueda de prensa en Ginebra que los fondos servirán para cubrir las necesidades de salud de los damnificados durante los próximos seis meses. Además, agregó que la OMS hace todo lo que está a su alcance para vigilar las condiciones de salud entre la población afectada por el ciclón, sobre todo con respecto al posible brote de enfermedades contagiosas.

Laroche consideró que el escenario en Birmania tras el ciclón es de crisis y explicó que los principales riesgos de epidemias se refieren a la malaria, el dengue y el cólera. Según el organismo de la ONU, pese a que algunas organizaciones no gubernamentales han reportado brotes de cólera, las autoridades de Birmania no han confirmado ningún caso.

El funcionario explicó asimismo que por el momento, todos los cuadros de diarrea aguda se tratan como cólera para evitar casos fatales. Por otra parte, dijo que la desnutrición constituye una amenaza puesto que hace a la gente más vulnerable a las enfermedades infecciosas.

La Junta Birmania echa a gente de los refugios

KYAUKTAN, Myanmar (Reuters) - La junta militar que gobierna Myanmar comenzó el viernes a echar a la calle a familias desamparadas que estaban albergadas en refugios gubernamentales tras el paso del ciclo Nargis, aparentemente por temor a que los asentamientos se tornen permanentes.

"Es mejor que se vayan a sus casas, donde estarán más estables", dijo una autoridad del Gobierno en un campamento donde echaban a la gente.

"Aquí se apoyan en las donaciones y eso no es estable". añadió.

Residentes locales y trabajadores sanitarios dijeron que 39 campamentos vecinos a Kyauktan, 30 km. al sur de Yangón, estaban siendo evacuados como parte de un plan general.

"Sabíamos que en algún momento teníamos que irnos, pero esperábamos más apoyo", dijo el conductor de 'rickshaws' 21 años Kyaw Moe Thu, mientras dejaba el campamento con sus cinco hermanos y hermanas, la más pequeña de sólo dos años y medio.

Recibieron 20 cañas de bambú y algunas lonas para ayudarles a reconstruir su vida en el delta del Irrawaddy, donde 134.000 personas resultaron muertas o desaparecidas tras el paso del Nargis, el 2 de mayo.

"Ahora mismo, estamos decepcionados", confesó.

Cuatro semanas después del desastre, Naciones Unidas dijo que menos de la mitad de los 2,4 millones de personas afectadas por el ciclón han recibido ayuda, ya sea del Gobierno o de grupos de asistencia humanitaria.

Desde la ONU, que tiene trabajadores locales y extranjeros en el delta, se vertieron críticas cuando se conoció la información.

"Realmente no apoyamos un regreso prematuro a donde no hay servicios, y cualquier movimiento forzado o por coerción es completamente inaceptable", dijo Amanda Pitt, portavoz de la ONU, desde Bangkok.

jueves, 29 de mayo de 2008

La Junta birmana acusa a Suu Kyi de soliviantar a las víctimas

Las autoridades de Rangún anuncian la entrada en vigor de la nueva Constitución
 Damnificados por el ciclón esperan la llegada de la ayuda en la localidad birmana de Bogaley, el pasado día 26. Foto:  AFP / KHIN MAUNG WINJORDI CORACHÁN
ENVIADO ESPECIAL / BANGKOK
Ni oposición ni transparencia. La Junta militar birmana acusó ayer al partido de la opositora Aung San Suu Kyi de incitar a los supervivientes del ciclón Nargis a revueltas. Entre tanto, permitía el paso con cuentagotas de cooperantes extranjeros al devastado delta del Irauady y mantenía la prohibición de entrar a la prensa occidental. Mientras, ayer entró en vigor la nueva Constitución aprobada en referendo, según un comunicado oficial.
El régimen hizo su denuncia a través del diario oficial New Light of Myanmar. Su editorialista acusa a la Liga Nacional por la Democracia (LND), el partido de Suu Kyi, de aprovechar la grave situación para incitar a los supervivientes a la violencia. "La LND intenta explotar la situación políticamente en lugar de cooperar con la población", afirma.
El régimen militar censura a la LND por "atizar el descontento" de las víctimas y la culpa de "instrumentalizar la ira de la opinión pública y provocar disturbios". El diario descalifica al partido de la premio Nobel de la Paz por su "egoísmo y falta de escrúpulos". Este nuevo ataque contra los partidarios de Suu Kyi se produce dos días después de que las autoridades birmanas prolongasen el arresto domiciliario de la líder opositora.

SIN AYUDA
Casi cuatro semanas después del paso del ciclón, que ha dejado 133.600 muertos y desaparecidos, en torno al 50% de los 2,4 millones de damnificados no ha recibido ningún tipo de ayuda, según la ONU. La Junta mantiene los obstáculos a los cooperantes extranjeros y las puertas cerradas a los periodistas. Ayer, permitió el acceso del personal de la ONU y de los miembros de las oenegés que lo solicitaron hace tres semanas. La medida se produce seis días después de que el jefe de la Junta, Than Shwe, dijera que iba a permitir la entrada "inmediata" de todos los cooperantes.
Voluntarios que regresaron ayer del sur de Birmania confirmaron que la situación sigue siendo trágica. Innumerables restos de cadáveres de personas y animales continúan descomponiéndose en los arrozales, ante el desamparo de los damnificados. "El depósito de agua de mi aldea estaba todavía lleno de cadáveres en descomposición y no podía utilizarse", relató Myo Thant, que acaba de regresar del delta.

PENSAMIENTO

La crisis birmana se encuadra en el ascenso de las no democracias en un mundo donde las democracias han socavado su credibilidad internacional

¿SOBREVIVIRÁ LA JUNTA BIRMANA AL CICLÓN?

¿Derribará a la Junta Militar birmana el ciclón que ha azotado al país? La espantosa gestión del desastre humano por parte del régimen sumada a la crisis alimentaria mundial podrían desatar una nueva oleada de protestas. Si al final esta catástrofe no trae las ansiadas libertades, quizá las siembre.


Myanmar (antigua Birmania) ha sido arrasada por la conjunción de dos ciclones mortíferos: el ciclón Nargis y la Junta Militar. El régimen de los generales no preparó el país para el desastre a pesar de haber sido advertido por India 48 horas antes, no hizo nada por rescatar a las víctimas tras la tormenta y está permitiendo con cuentagotas que la ayuda internacional acuda a salvar a sus ciudadanos. Tras casi 50 años de aislamiento y dictadura, muchos birmanos otorgan la misma naturaleza a ambas plagas, que consideran imponderables fuerzas contra las que es casi imposible oponerse y ante las que lo único que puede hacerse es refugiarse, ponerse a salvo.


Frente a esta percepción extendida entre las masas campesinas, la resistencia y los movimientos que exigen el cambio cuentan con importantes organizaciones en el exilio, con la ayuda de Estados Unidos y varios países europeos y con el apoyo de los monjes budistas, la única organización que, dentro de Myanmar, tiene una capacidad organizativa suficiente como para articular las protestas. Ellos intentarán (ya lo están haciendo) canalizar las iras del pueblo contra los generales, que presumiblemente saldrán debilitados de la catástrofe. Enfrente tienen uno de los aparatos represivos más contundentes del mundo, respaldado por la diplomacia china y los intereses económicos indios.

La oposición en el exilio está haciendo lo posible por resurgir la causa birmana, muy tocada desde septiembre a escala interna, pero que está ya tan de moda en algunos circuitos internacionales como Tíbet. ¿Conseguirán dar un último empujón al movimiento democrático que fue acallado a punta de fusil en septiembre? Los analistas se dividen entre quienes piensan que el ciclón ha acabado con la poca legitimidad popular que les quedaba a los generales y entre los que opinan que, por el contrario, lo único que preocupa a la Junta es tener contentos a sus militares y soldados. "La opinión pública no les importa y nunca les ha importado. No controlan el país con la opinión pública, sino con el Ejército", explicó Win Min, experto en asuntos birmanos de la Universidad de Chang Mai (en el norte de Tailandia).

Aunque la destrucción y la censura han dificultado el flujo de información desde Myanmar, las noticias de pequeñas manifestaciones en las grandes ciudades, especialmente en Rangún, han sido frecuentes. Las protestas son siempre breves. Para evitar la represión, los manifestantes, suelen ser dirigidos por monjes budistas, se congregan, lanzan proclamas contra el Gobierno durante cinco minutos y se pierden por los callejones antes de que lleguen los soldados. El miedo de los birmanos ante sus gobernantes es tan intenso que nadie revela su verdadero nombre cuando habla con un extranjero (mucho menos por teléfono). Incluso cuando se quejan por la destrucción del ciclón, contando los dramas humanos que frecuentemente implican la vida de seres queridos, prefieren hacerlo desde el anonimato. Saben que el mero hecho de hablar con alguien de fuera del país puede ser motivo de arresto.

La presencia de extranjeros es uno de los principales miedos de la Junta Militar. Según los análisis más cautos la devastación del Nargis quizá no traiga libertades al país, pero puede sembrarlas. Pese a actuar con suma cautela y racionar los visados, los generales están permitiendo que algunos elegidos entre ONG y organismos internacionales crucen la frontera. Es la primera vez en casi 50 años que Myanmar recibe del exterior algo más que turistas en busca de paisajes exóticos. ¿Será suficiente?

Nadie lo sabe. Todavía es pronto para evaluar el saldo político de la tragedia. "Nadie puede predecir lo que va a pasar. Por una parte tenemos un Ejército muy, muy fuerte que mantiene el país bajo un férreo control. La gente les tiene mucho, mucho miedo, está realmente asustada. Pero, por otro lado, tenemos unas protestas duramente reprimidas hace unos meses, más una crisis económica y un incremento del precio de los alimentos, en parte por lo que está sucediendo en toda Asia, pero también por la gestión en el propio país. Y además, está el referéndum [para cambiar la Constitución], y ahora, el ciclón. Toda una serie de elementos de inestabilidad, tal vez demasiados", explica David Scott Mathieson, representante de la organización Human Rights Watch para Birmania.







Las oleadas de protestas quizá no arranquen como manifestaciones politizadas, sino más bien azuzadas por estómagos vacíos






Lo que el Nargis sí ha conseguido torcer es la voluntad de la Junta en una de sus principales apuestas políticas de los últimos años: el referéndum popular para cambiar la Constitución y otorgarle un maquillaje democrático al régimen (que la oposición pide boicotear al considerarlo un burdo intento de legitimarse ante la opinión pública exterior). Aunque los militares anunciaron que se celebraría a pesar del ciclón, al final han aceptado a medias que un país en el que millones de personas se han quedado sin acceso a agua potable y alimentos tiene urgencias más importantes que escenificar una farsa electoral. Mientras se escribía este artículo se barajaba la hipótesis de postergar el voto hasta el 24 de mayo en las zonas más afectadas, pero mantener las votaciones para el 10 en el resto del país. Estas prisas evidencian que, como sospechan la oposición y todos los observadores que han estado en el país, la Junta teme no poder amañar las elecciones en medio del caos del ciclón y que la gente se niegue a ir a votar.

Dos últimas cuestiones planean sobre el drama. La primera es cómo afrontará la Junta Militar la resaca del desastre. Con la producción de arroz destruida en un 65% (según fuentes de la FAO) y los precios de las grandes ciudades triplicados en cuestión de días, se avecinan tiempos difíciles para Birmania y los análisis más aventurados anuncian oleadas de protestas, que quizá no arranquen como manifestaciones politizadas, sino más bien azuzadas por estómagos vacíos. La segunda cuestión está directamente relacionada con el dinero que Myanmar recibirá del exterior para afrontar la crisis.

Cientos de países y organizaciones han anunciado donaciones de varios millones de dólares. Algunos, como Estados Unidos, las han condicionado a la transparencia, a saber y controlar cómo se va a utilizar el dinero. El miedo es que si cae en manos de los generales, las ayudas en efectivo podrían servir para fortalecer la maquinaria represiva y para hacer frente a las protestas en un momento especialmente delicado.

POSA ARRÒS AL PLAT: AJUDA ALS REFUGIATS BIRMANS

CRIDA DE BIRMÀNIA PER LA PAU I DEL CONSORCI DE TAILÀNDIA AMB BIRMÀNIA

Avui més de 140.000 refugiats birmans estan vivint en nou camps al llarg de la frontera de Tailàndia amb Birmània. Com en moltes altres situacions en el món, no hi ha mecanismes efectius de coordinació per part de les Nacions Unides de manera que es responsabilitzin d'ells. El Consorci de la Frontera de Tailàndia amb Birmània és una organització sense ànim de lucre, que dóna menjar als refugiats. Birmània per la Pau treballa fortament amb ells i la nostra major preocupació és donar-los arròs. L'arròs és l'ingredient principal en la dieta del refugiat, però el preu ha augmentat molt després de la crisi alimentària global.

Durant el 2008, els preus gairebé s'han triplicat. No tenim capacitat per a obtenir fons que puguin ajudar a mantenir el menjar dels refugiats. Hem hagut de tallar les racions al 50% del que es considera l’estàndard mínim per a sobreviure un ésser humà.

L'atenció mundial es centra en les víctimes del cicló Nargis, i una vegada més hem vist com la Junta és incapaç de donar protecció, menjar i suport a les necessitats de la seva gent. El poble birmà ha sofert durant dècades abusos dels drets humans, guerres civils i mal govern econòmic durant més de 24 anys. El Consorci Tailandès Birmà de la Frontera ha estat amb ells tot el temps, amb tots els que havien creuat la frontera.

Aquests refugiats no poden ser oblidats. Abans de creuar la frontera han sofert abusos de drets humans molt seriosos, com treballs forçats, raptes, violacions, tortures, i ho han perdut tot, els seus pobles han estat destruïts pel govern. Els refugiats birmans estan confinats en els camps, i nosaltres no podem si més no donar-los menjar. Si surten dels camps s'arrisquen a arrests, abusos, explotació i la deportació a Birmània. Veurem problemes molt seriosos de malnutrició en les pròximes setmanes. Nens, dones embarassades i ancians són els que pateixen més risc.

Hem fet una crida a tots els donants potencials, als governs, a les ambaixades, a les empreses perquè ens ajudin a sortir de la crisi. Als nostres treballadors, als nostres amics, a les nostres famílies. Creiem molt en la possibilitat de fer xarxes, i creiem que les xarxes humanes marquen la diferència.

Amb 32.000 euros podrien viure 1.000 refugiats fins a finals del 2008. Una contribució de 6 euros pot donar arròs a un refugiat durant tot un mes, i 36 Euros durant un semestre complet.


Podem marcar la diferència- una mica d'arròs és molt


On pots fer una donació.

Pots fer una donació indicant “Amics de Birmània per la Pau d'Espanya” directament al número de compte del Consorci de la Frontera Tailandesa Birmana:

Siam Commercial Bank, Bangkok, Surawong 2 Branch

Burmese Border Consortium

Account No. 064-2-15287-3.

O a Espanya

Compte CAIXA DE CATALUNYA 2013. 0015. 12. 0203679940

Si ho desitges Birmània per la Pau o el Consorci poden facilitar-te un certificat de la donació per a desgravament fiscal.

PON ARROZ EN EL PLATO DE UN BIRMANO

PON ARROZ EN EL PLATO: AYUDA A LOS REFUGIADOS BIRMANOS

LLAMAMIENTO DE BIRMANIA POR LA PAZ Y EL CONSORCIO DE TAILANDIA CON BIRMANIA

Hoy más de 140.000 refugiados birmanos están viviendo en nueve campos a lo largo de la frontera de Tailandia con Birmania. Como en muchas otras situaciones en el mundo no hay mecanismos efectivos de coordinación por parte de Naciones Unidas que se responsabilice de ellos. El Consorcio de la Frontera de Tailandia con Birmania es una organización sin ánimo de lucro, que da de comer a los refugiados. Birmania por la Paz trabaja fuertemente con ellos y nuestra mayor preocupación es darles arroz. El arroz es el ingrediente principal en la dieta del refugiado, pero el precio ha aumentado mucho después de la crisis alimentaria global.

Durante el 2008, los precios casi se han triplicado. No tenemos capacidad para obtener fondos que puedan ayudar a mantener la comida de los refugiados. Hemos tendido que cortar las raciones al 50 % de lo que se considera el Standard mínimo para sobrevivir un ser humanos.

La atención mundial esta en las victimas del ciclón Nargis, y una vez más hemos visto como la Junta es incapaz de dar protección, comida y apoyo a las necesidades de su gente. El pueblo birmano ha sufrido durante décadas abusos de los derechos humanos, guerras civiles y mal gobierno económico durante más de 24 años. El Consorcio Tailandés Birmano de la Frontera ha estado con ellos todo el tiempo, para todos los que habían cruzado la frontera.

Estos refugiados no pueden ser olvidados. Antes de cruzar la frontera han sufrido abusos de derechos humanos muy serios, como trabajos forzados, raptos, violaciones, torturas, y han perdido todo, sus pueblos han sido destruidos por el gobierno. Los refugiados birmanos están confinados en los campos, y nosotros no podemos siquiera darles de comer. Si salen de los campos se arriesgan a arrestos, abusos, explotación y la deportación a Birmania. Vamos a ver problemas muy serios de malnutrición en las próximas semanas. Niños, mujeres embarazadas y ancianos son los que están más en riesgo.

Hemos hecho un llamamiento a todos los donantes potenciales, a los gobiernos, a las embajadas, a las empresas para que nos ayuden a salir de la crisis. A nuestros trabajadores, a nuestros amigos, a nuestras familias. Creemos mucho en la posibilidad de hacer redes, y que las redes humanas hacen la diferencia.

Con 32.000 Euros podrían vivir 1000 refugiados hasta finales del 2008. Una contribución de 6 Euros puede dar arroz a un refugiado un mes entero, y 36 Euros un semestre completo

Podemos marcar la diferencia- un poco de arroz es mucho

Donde puedes donar.

Puedes donar poniendo “Amigos de Birmania por la Paz de España” directamente al número de cuenta del Consorcio de la Frontera Tailandesa Birmana:

Siam Commercial Bank, Bangkok, Surawong 2 Branch

Burmese Border Consortium

Account No. 064-2-15287-3

O en España

Cuenta CAIXA DE CATALUNYA 2013. 0015. 12. 0203679940

Si lo deseas Birmania por la Paz o el Consorcio pueden darte un certificado de la donación para desgravación fiscal

SOLANA Y AUNG SAN SUU KYI

El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, considera "muy triste y frustrante" la prórroga del arresto domiciliario de la líder de la oposición birmana Daw Aung San Suu Kyi.

En un comunicado, Solana recuerda que la UE, junto a otros países y organizaciones está centrada en proveer de asistencia a las personas afectadas por el reciente ciclón que asoló el país asiático.

"La UE está haciendo lo que puede en este sentido, aunque continúa profundamente preocupada por la situación política. La transición a la democracia es importante para el futuro de Birmania, por lo que volvemos a llamar a la inmediata puesta en libertad de Daw Aung San Suu Kyi y otros prisioneros políticos", añade el jefe de la diplomacia europea.

A su juicio, "sólo un proceso que suponga la plena participación de todas las fuerzas políticas en el país llevará a la reconciliación nacional y la estabilidad".

LA JUNTA MILITAR BIRMANA critica la ayuda exterior que dona "barras de chocolate"

La junta de Myanmar criticó la ayuda exterior el jueves y las demandas de los donantes para que se permita el acceso al delta del Irrawaddy, agregando que los 2,4 millones de víctimas del ciclón Nargis podían "mantenerse por sí mismos".

gente de Irrawaddy puede sobrevivir por sí misma sin barras de chocolate donadas por otros países", dijo el diario Kyemon, en un editorial escrito en lengua birmana.

Este diario, como todos los medios, es estrechamente controlado por el Ejército y se piensa que refleja el pensamiento de los más altos cargos militares, quienes hasta ahora habían dado señales de una creciente aceptación de asistencia exterior, aunque a regañadientes.

El editorial también acusa a la comunidad internacional de tacañería, haciendo notar que 201 millones de dólares prometidos por Naciones Unidas estaban aún lejos de estar completados unas cuatro semanas después del desastre que dejó 134.000 muertos o desaparecidos.

Las cifras de ayuda están en un agudo contraste respecto a las del tsunami de 2004 en el océano Índico, cuando Gobiernos extranjeros prometieron ayuda de 2.000 millones de dólares a una semana del desastre.

"Myanmar necesita cerca de 1.000 millones de dólares. La promesa supera los 150 millones, menos que los 201 millones mencionados por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, como ayuda de emergencia", dijo, criticando además a su archienemigo Estados Unidos.

"Hay un país enorme que incluso extendió sus sanciones económicas sobre Myanmar, aunque ya se sabía que a Myanmar se le venía una poderosa tormenta", añadió.

El tono del editorial contrasta con recientes elogios a la ayuda de la ONU, aunque llega después de una oleada de críticas contra la extensión del arresto domiciliario de cinco años que la junta ha impuesto a la líder de la oposición, Aung San Suu Kyi.

/Por Aung Hla Tun/

miércoles, 28 de mayo de 2008

Mensaje de un hombre karen a Europa

“Quiero que sepan de nuestras dificultades y cómo los dictadores nos reprimen, pero es más importante que sepan que no nos hemos rendido y que podemos hacer muchas cosas. Hacemos muchas cosas mientras atacan nuestra gente. Fundamos escuelas, manejamos clínicas y organizamos misiones de alivio. Sembramos campos destruidos y reconstruimos nuestras casas”.

300.00 MUERTOS POR EL CICLÓN NARGIS, LA JUNTA MILITAR BIRMANA MIENTE

La dictadura militar de Birmania manipula las cifras de muertos y damnificados por el ciclón Nargis para lucrar con la devastación, según miembros del gobierno democráticamente electo radicados en el exilio.

Tres semanas después del paso del ciclón Nargis por el populoso delta del Irrawaddy, el régimen de Birmania ha mostrado más disposición a informar sobre la cantidad de búfalos y pollos muertos que sobre el sufrimiento de los seres humanos.

Informes manejados por la junta militar de los que IPS fue enterada, pero mantenidos en reserva, elevan la cifra de muertos por el ciclón a 300.000. Sin embargo, la cifra oficial de fallecidos en Birmania es, por ahora, de 77.738, mientras 55.917 personas figuran como desaparecidas.

Estos números aparecieron en un escueto artículo publicado en la parte inferior de la página seis del diario oficial The New Light of Myanmar en su edición del 17 de este mes.

La cifra de fallecidos casi duplica a la que la junta había divulgado casi 10 días después del poderoso ciclón, en las primeras horas del sábado 3. Al ser el peor desastre natural del que se tenga memoria en el país, las cifras oficiales de muertos y desaparecidos han sido revisadas al menos cuatro veces.

Agencias humanitarias internacionales han calculado la cantidad de muertos en unos 130.000. Pero incluso esa cantidad puede ser mucho más baja que el cálculo real de las autoridades dictatoriales, según informaron a IPS fuentes cercanas a organizaciones civiles que suelen colaborar con la junta.

Datos recabados por la junta, que fueron objeto de discusión de un reducido grupo de altos oficiales militares reunidos en Rangún una semana después del ciclón, situaban la cantidad de muertos en 300.000, dijo la fuente, que habló a condición de no revelar su identidad.

"Se quedaron conmocionados por la escala del desastre, y es por eso que frenaron la información que salía y a los extranjeros, entre ellos los socorristas, que se dirigían al delta" del Irrawaddy, agregó.

Esta revelación se conoció pocos días antes de otra evaluación de las áreas afectadas, realizada por 18 agencias humanitarias en Birmania y que estimó en al menos 220.000 los desaparecidos y en 101.682 los posibles muertos, dijo a IPS un trabajador cercano a las agencias.

A los birmanos familiarizados con el terreno y la composición demográfica de la zona del delta no les sorprende la posibilidad de que haya muertos en una escala tan enorme.

"Para algunos conocedores, sólo en la localidad de Bogale y las áreas circundantes la cantidad de muertos podría ascender a 100.000", señaló a IPS Win Min, un experto birmano en seguridad nacional que creció en el delta del Irrawaddy.

"Al menos 36 aldeas cercanas a Bogale" fueron arrasadas por el ciclón, agregó.

Bogale fue uno de los centros poblados que más sufrieron los vientos de 190 kilómetros por hora que levantaron un "muro" de agua de mar de 3,5 metros de altura. La devastación llegó a 40 kilómetros de la costa. Otras localidades arrasadas fueron Kyaklat, Labutta y Mawlamyinegyun.

La superficie afectada es vasta, dijo Steve Marshall, de la oficina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Rangún, la antigua capital. "Estamos hablando de un área de 82.000 kilómetros cuadrados, casi el tamaño de Austria", señaló.

Además, el delta posee la mayor densidad demográfica, no sólo de Birmania, sino de Asia. Tiene 183 habitantes por kilómetro cuadrado, mientras que el promedio del resto del país hay 72. La densidad de población en Asia es de 126 personas por kilómetro cuadrado, según un experto en población de la ONU.

La junta confirmó esa impresión el día 22 en Rangún, en una inusual reunión para discutir los esfuerzos de alivio y reconstrucción con unas 200 personas, entre ellas diplomáticos, personal de organizaciones humanitarias internacionales y funcionarios de la ONU.

De los 7,3 millones de habitantes en las áreas azotadas por el ciclón, cuatro millones resultaron afectados, reveló la junta, según una fuente diplomática presente en la reunión. A esa cantidad se suman 1,5 millones de residentes en Rangún y sus alrededores, añadió.

La cifra oficial de afectados por el desastre --5,5 millones-- más que duplica la estimación de 2,5 millones realizada la semana pasada por organizaciones humanitarias internacionales.

Estos últimos cálculos suponen un salto drástico en relación a los números citados por la junta tres días después del ciclón. Las estimaciones iniciales se referían a 975.858 personas, según información revelada a IPS.

La junta prefirió ser selectiva al informar sobre el costo humano del ciclón. En cambio, fue bien franca al divulgar sus estimaciones sobre los búfalos y pollos muertos en el delta, región en la que se produce buena parte del arroz y la carne que se consumen en Birmania, entre otros alimentos.

La junta dijo a los extranjeros reunidos en Rangún que habían muerto 136.804 búfalos, señaló Penny Lawrence, directora internacional de la organización humanitaria Oxfam Internacional, quien asistió a la reunión presidida por el primer ministro, general Than Shwe.

A Lawrence y el resto de la comunidad humanitaria también se les informó que 1.250.194 pollos murieron en el desastre.

"Las estadísticas de la junta fueron muy precisas. La presentación duró una hora y fue seguida por ocho preguntas", dijo Lawrence a la prensa.

La junta espera que la precisión militar con que desplegó los números de búfalos y pollos muertos estimule a la comunidad internacional a donar dinero para ayudar a reconstruir la destrozada zona del delta.

Además, pretende administrar por sí misma los 10.700 millones de dólares de asistencia extranjera, lo que plantea un desafío a los donantes internacionales.

El régimen birmano tiene comprobados antecedentes de empobrecer a su pueblo a pesar de los enormes ingresos que el país recibe por sus ricos recursos naturales, como el gas.

Birmanos en el exilio manifiestan su indignación por los esfuerzos del régimen para encubrir las cifras de muertos y los obstáculos interpuestos en el camino de la asistencia a las víctimas.

Los miembros de la junta y sus colaboradores tendrán ganancias imprevistas a partir de tanta muerte y devastación en el delta del Irrawaddy, advierten.

"Éste es el comportamiento habitual del régimen militar. Ellos nunca pierden una oportunidad de explotar el sufrimiento del pueblo para beneficiarse a sí mismos", dijo a IPS Sann Aung, ministro del gobierno birmano democráticamente electo y forzado al exilio.

martes, 27 de mayo de 2008

CARTA DE BONO A LA CAMPAÑA DE BIRMANIA POR LA PAZ: LAS VOCES IMBORRABLES

Texto de Bono/ Cantante y Activista por los Derechos Humanos

No eres un mostruo cuando estas tratando de defender la verdad. Aung San Suu Kyi es la lider moral de Myanmar, un pais que deberia de llamarse Birmania. Ha estado en arresto domiciliario desde 1989.

¿Porqué? Primero, porque la junta militar que tomo el poder de modo sangriento en 1962, y que llevo el pais a la ruina no respeto el resultado de las elecciones. Segundo, por esto. Porque no hay camino posible, ni promesa para aquellos que violan los derechos humanos, es parte del pasado. Que las democracias de e-mail, miren sus correos electronicos, a ver si esta mañana a llegado un mensaje pidendo : LIBERTAD PARA AUNG SAN SUU KYI. Suu Kyi es una pacifista que esta llevando con un coraje encomiable el secuestro de sus captores, sin miedo- mientras los otros se dedican a hacer negocios con las muertes de las victimas.

Suu Kyi es una heroina en una era en la que solo vivimos pendientes de las falsas celebridades. Su silenciosa voz llena de razones hace que me vuelva loco con el silencio, loco; repitiendome este gran mantra de gracia en esta era de terror, mientras me pregunto que puedo hacer para ayudar a los birmanos. Piensa en ella, piensa en su sacrificio, en el de su pueblo, pero suena terrible hablar de sacrificio cuando pienso en ellos.

Escribi " Walk On" en honor a esta maravillosa mujer que puso a su pais por delante de su familia, que ha seguido sus convicciones hasta el final- sin poder ver a sus hijos, sin poder ver a su marido morir-. Suu Kyi es una idea tan poderosa que no cabe en una carcel birmana, porque su espiritu esta cargado de armas, armas para ver la realidad como es- como solo los heroes pueden ver-. Los que creemos en lo imposible. Debemos de ser responsables con la fé que ella ha puesto en nosotros.

" Walk On" ha gando muchos Grammys, pero solo ha sido un pequeño momento, cuando lo comparo con lo que esta mujer dijo de esta canción : Gracias.


La Campaña de Birmania por la Paz, invita a todos los artistas ha sumarse a la campaña de defensa de Aung San Suu Kyi. Vamos a organizar una serie de conciertos y eventos en favor de " La Dama", por toda España. Para que la voz de Aung San Suu Kyi y la del pueblo birmano, no quede ahogada ni siquiera por un huracán: LEVANTATE



LEVANTATE POR BIRMANIA

LLAMEMOSLO VERDAD

En el té de Rangún se reunieron los generales, la ONU, los paises del Asean y los donantes todos tenian una consigna: no podian politizar la crisis. ¡ De acuerdo vamos a no politizar la crisis humannitaria, vamos a intentarlo!

¿ Ha servido eso para que las ayudas donadas lleguen a su destino ? Por supuesto que no
¿ Qué impide al mundo ser realmente efectivo en esta crisis humanitaria?. ¿Debemos creer en la transparencia, la contabilidad y la credibilidad de la Junta?. ¿Suena a que no, verdad?

Desgraciadamente, el regimen militar birmano ha sido el gobierno más falso del mundo.

El Jefe del Asean, Surin Pitsuwan, dijo en una conferencia reciente que el regimen birmano tiene serios problemas de credibilidad, no en vano no tiene ni estadisticas de nada y es considerado el primer pais corrupto del mundo.

La Junta no puede tener ninguna credibilidad, basicamente porque tomo el poder por la fuerza en 1988. La comunidad internacional quiere dar dinero y material, quiere incluso poner expertos a trabajar, es claro.... esta encima de la mesa. Solo que hay que probar que la Junta de verdad quiera que se ayude a la gente.

El problema no es la generosidad internacional, sino la estabilidad y la veracidad que puede ofrecer el gobierno birmano a la comunidad internacional. Ahora quieren 11 billones de dolares para la reconstrución ¿ Increible no ?. Nadie sabe de donde vendran. La ONU ha pedido 201 millones para ayudar inmediatamente, pero la cifra dista mucho de la que ha puesto la Junta sobre la mesa.

¿Cuando perdió la Junta su credibilidad? . Era por el 1990 cuando los birmanos votaron democraticamente. El pueblo escogió un gobierno, un partido la Liga Nacional por la Democracia, y una lider Daw Aung San Suu kyi, que era el simbolo de la democracia. Pero los generales rompieron sus promesas, y no aceptaron el resultado electoral.

Despues del referendum del 10 de Mayo, la junta prometió que el país seria libre. Pero no hay ni una sola evidencia de libertad: ahora han ganado por el 92 por ciento. Otra larga fila de promesas rotas.

Dijero que liberaria a Aung San Suu Kyi, despues de cinco años de arresto domiciliario. Ha estado detenida 12 de los ultimos 18 años. Pero le han vuelto a renovar el arresto. La NLD se manifesto, y 15 de sus miembros fueron detenidos.

Los generales han roto todas sus promesas politicas en los ultimos 40 años, es un claro ejemplo de falta de credibilidad. El general pide 11 billones y se le escucha, dice que va a abrir el país y no lo abre, no quiere rendir cuentas, ni de contabilidad ni de transparencia, como si nada hubiera existido.... pero no lo politiceis esto... porque al fin y al cabo dejar morir a un pueblo: no es una cuestión politica.

La Junta birmana prepara los campos de refugiados para recibir a los cooperantes

La Junta Militar de Myanmar ha ordenado poner a punto los campos de refugiados por el ciclón Nargis en el delta del río Irrawaddy, a donde se prevé la llegada de los primeros cooperantes extranjeros.

Ordenadas filas de tiendas impolutas aguardan a los expatriados, que podrán visitar la zona más afectada por el ciclón tras el acuerdo alcanzado el pasado viernes entre el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el máximo líder birmano, general Than Shwe, en la fortaleza del régimen, en Naypidaw.

Un millón de birmanos han recibido la asistencia internacional, más de tres semanas después de que el ciclón 'Nargis' dejara 2,4 millones de víctimas, según ha afirmado Naciones Unidas.

En los campos situados a lo largo de la carretera que atraviesa la región era visible el bullicio de funcionarios gubernamentales y soldados trasladando de forma apresurada enseres, sacos de comida y otro material de emergencia, para que los recintos ofrezcan el mejor aspecto posible.

Uno de los guardas confirmó que esta semana tendrán la visita de varios extranjeros, aunque hasta el momento sólo UNICEF ha obtenido autorización por escrito para mandar a seis expertos -cinco asiáticos y un occidental- a Labutta, población situada en la otra punta del delta.

Tan ocupados estaban los militares y policías que prestaron menos atención de la habitual a sus puestos de control en la zona, donde oficialmente todavía está prohibido el paso a cualquier forastero, observó Efe en la localidad de Kuyangon, cien kilómetros al sureste de Yangon.

En el exterior del campo, coronado por una enorme bandera nacional, reina el caos propio de un área devastada hace tres semanas por el ciclón.

El camino está plagado de largas hileras de automóviles y camiones particulares aparcados, que al colapsar ambos de la vía generaban un descomunal atasco mientras esperaban pacientemente que los soldados les dieran el visto bueno para llevar agua y víveres para los damnificados.

Todo controlado por la Junta

Dentro de su obsesión por controlar el flujo de la ayuda, la Junta Militar ha prohibido el envío no autorizado de donaciones al delta, incluso por los propios birmanos.

Varias organizaciones internacionales han mostrado su pesar por la forma en que las autoridades han organizado los viajes a las áreas devastadas de sus representantes.

Todos se limitaron a sobrevolar a gran altura y en helicóptero arrozales arrasados y aldeas inundadas, y ya sobre el terreno, los generales les tenían preparados instalaciones limpias, espaciosas y familias de desplazados sonrientes y posando para ellos, como si de una "función de circo" se tratara.

Ésa fue la impresión que se llevaron Ban Ki-moon y otros altos funcionarios que viajaron al delta, según fuentes diplomáticas.

"Nos enseñan lo que quieren que veamos, y no lo que necesitamos ver, espero que ahora puedan ser más flexibles", indicó Hanke Veit, directora de la Oficina de Ayuda de la Comisión Europea (ECHO) en la antigua capital birmana.

El régimen quiere dar la impresión inequívoca de que la forma en que están gestionando la situación es la mejor y es reacio a que elementos externos sospechen que la magnitud de la tragedia les ha superado, aunque ello implique arriesgar más vidas humanas.

A las afueras de Rangún, uno de los campos de refugiados ha sido desalojado en parte para que sólo una familia ocupe cada tienda si viene a visitarlo Naciones Unidas, y los descartados malviven en los arrozales cubriéndose con plásticos, señaló el abad de un monasterio cercano.

Sin embargo, las agencias de ayuda que operan desde hace años en el país se quejan menos, pues ya conocen de sobra cómo trabajar con las autoridades locales.

"Tienen su forma de proceder, llevan muchos años haciéndolo a su manera, nos guste o no, y si quieres ayudar a esta gente, hay que acatar las normas", afirmó el jefe de la representación de UNICEF, Ramesh Shrestha.

Una de estas reglas suele ser no conceder entrevistas a medios de comunicación occidentales en Birmania, especialmente si se muestran críticos con el Gobierno, pues ello puede poner en serio peligro la permanencia de su misión en el país, explicaron fuentes de la Cruz Roja de Myanmar y Acción Contra el Hambre.

Tras la conferencia de donantes celebrada ayer en Yangon, los gobiernos occidentales confían en que la mediación de los países asiáticos logre que la Junta Militar cumpla su promesa de poner menos trabas a la distribución de la ayuda a las víctimas del ciclón, que ha dejado al menos 134.000 muertos o desaparecidos, y unos dos millones y medio de afectados.

LA ONU HACE MANITAS CON LA DICTADURA por Marwaan Macan-Markar

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, cree que su reciente visita a Birmania fue fructífera. Pero la conflictiva historia del vínculo entre la organización internacional y esa nación de Asia sudoriental impide abrigar muchas esperanzas.

Ban fundamenta su confianza en ciertas concesiones del hombre fuerte del régimen, general Than Shwe, al pedido de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) para que dejara ingresar más asistencia y trabajadores extranjeros para ayudar a las víctimas del ciclón Nargis, que se desató el 3 de este mes. Para el secretario general del foro mundial fue significativo que el gobernante militar de 75 años accediera a reunirse con él. Than Shwe se había negado a recibir hasta llamadas telefónicas del funcionario en los días siguientes al ciclón.

"He sido muy alentado por mis discusiones con las autoridades de Myanmar (como llaman los dictadores al país) en los últimos días", dijo Ban a la prensa poco después de aterrizar en el aeropuerto Suvarnabhumi de Bangkok, el domingo, tras su visita de cuatro días.

Agregó que Than Shwe "accedió a permitir que todos los trabajadores internacionales de asistencia operen libremente y sin obstáculos".

"Nosotros accedimos a establecer varios centros logísticos y abrir nuevas conexiones por aire, mar y tierra hacia las áreas más afectadas", continuó Ban.

El funcionario participó en Rangún en una reunión con representantes y trabajadores internacionales de asistencia de medio centenar de países.

"El gobierno de Myanmar parece estar moviéndose en la dirección correcta para implementar los acuerdos" alcanzados en la ocasión, señaló.

El logro de Ban con la junta es muy bienvenido por parte de agencias humanitarias internacionales como Médicos Sin Fronteras (MSF), que tiene presencia en Birmania pero a la que, igual que a otras agencias, se le ha negado el acceso a buena parte del delta del río Irrawaddy, azotado por el ciclón.

"Damos la bienvenida a la noticia. Desde que se desató el ciclón, hace tres semanas, MSF intenta hacer llegar al delta a más socorristas internacionales, particularmente a aquellos que poseen pericia en situaciones de emergencia", dijo Jean Sebastian Matte, de la organización con sede en París.

"Esperemos que ahora MSF pueda hacer ingresar más expertos internacionales de emergencia a Myanmar, y más urgentemente a la región del delta, que es la más afectada", agregó.

Las restricciones impuestas por la junta a los socorristas que viajan a la devastada zona sudoccidental del país es apenas la última manifestación de la arbitrariedad de la represión en el país.

A consecuencia, no sólo se negó a los sobrevivientes alivio urgente como agua limpia, alimentos, medicinas y refugio, sino que también el costo humano real fue mantenido lejos del escrutinio público.

Actualmente, las estimaciones de las víctimas mortales varían de 130.000 hasta incluso 300.000, en el peor desastre natural ocurrido en Birmania. La cantidad de afectados por el ciclón va de 2,5 a cuatro millones.

La planicie sobre la cual se desató el Nargis, con vientos de 190 kilómetros por hora y transportando un muro de agua del mar de 3,5 metros de altura, tiene la mayor densidad demográfica del país.

Pero las supuestas concesiones de la junta a la ONU y a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean) siguen un camino conocido. Sobrevienen luego de que el régimen fuera condenado por muchos gobiernos occidentales por su reticencia a asistir a las víctimas.

La dictadura negó el ingreso a extranjeros expertos en operaciones de alivio a poblaciones afectadas por desastres.

En el pasado, la junta militar "hizo concesiones poco a poco cuando surgían problemas", de modo de "reducir las críticas internacionales", dijo a IPS el analista político birmano Aung Naing Oo, exiliado en Tailandia.

"Esto es lo que estamos viendo nuevamente. Pero tenemos que ver si Than Shwe cumple sus promesas en los próximos días", agregó.

A fines del año pasado, la junta jugó una carta similar, tras la condena internacional a la brutal represión de las protestas prodemocrática iniciadas en septiembre por miles de monjes budistas. Than Shwe accedió entonces a reunirse con el enviado de la ONU Ibrahim Gambari.

Pero la esperanza de un cambio de actitud tuvo corta vida. Apenas se aplacaron las críticas, el régimen rompió todas las promesas de apertura formuladas a Gambari.

En la tercera visita que este diplomático nigeriano realizó a Birmania, el régimen le reveló todo su desprecio, incluso con una andanada de críticas a cargo del ministro de información, brigadier general Kyaw Hsan.

Desde comienzos de los años 90, Than Shwe ha tratado de manera similar a los seis enviados del foro mundial. Empieza con señales de concesión y luego da un giro hostil, reafirmando la noción de que los militares tienen control absoluto sobre el país, sin excepciones.

Esto también ha sido así en momentos en que no hubo involucramiento de la ONU. En agosto de 2003, el general Khin Nyunt fue designado primer ministro y pronto reveló una "hoja de ruta" de siete puntos hacia la democracia.

Eso siguió a la indignación internacional de Occidente e incluso en Asia sudoriental por los ataques y la nueva detención domiciliaria a la que fue sometida la líder opositora y premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

La dirigente sigue bajo arresto domiciliario, igual que desde hace 12 años. Mientras, la nueva Constitución, en proceso de referendo, pretende perpetuar el poder de la junta.

Ni siquiera el referendo de este mes abrió espacio al disenso. La amenaza de cárcel pende sobre quienes pretendan oponerse al proyecto.

Los informes de fraude a cargo de la junta no le impidieron proclamar que 92,4 por ciento de los votantes habían apoyado su iniciativa constitucional.

"No se debería permitir que la ONU cayera en la trampa de reducir sus expectativas. Esto es lo que el régimen quiere", dijo a IPS Debbie Stothard, de la organización regional de derechos humanos Altsean

LOS LIDERES MUNDIALES TRAICIONAN EN SILENCIO A DAW AUNG SAN SUU KYI

La plataforma internacional Burma Campaign, de la cual es miembro Birmania por la Paz condena a los lideres mundiales por faltar a la palabra y olvidar hablar deliberadante de la detención de Aung San Suu Kyi que expiraba hoy. Hemos sabido que la detención se ha prorrogado por seis meses más.

" Es vergonzoso que Ban Ki-Moon haya ido a Birmania y no haya osado decir ni una palabra de ella"- Esta en la manos del regimen birmano. La ONU esta cayendo en los brazos del regimen, tiene miedo de hablar de la verdad para no afectar a las victimas del ciclon, promesa que regimen va a romper en cualquier caso.

Birmania por la Paz denuncia que no hay ninguna razón por la cual se haya extendido el periodo de arresto domiciliario, y que debe de ser significativo que sea por seis meses y no por un año como acostumbraba. Cuando empezó su último período de arresto domiciliario en 2003, sus detenciones empezaron siendo de seis en seis meses.

El regimen está violando, incluso sus propias leyes que dicen que no pueden extender la detención por un período superior a cinco años. El Estado de Protección y sus Leyes de 1975, bajo la cuál fue arrestada impide la detención por un período superior a cinco años.

El argumento peregirno que han utilizado en esta ocasión ha sido que " ahora es prioritaria la crisis humanitaria, y que algo así no tiene ni sentido planterarselo". La crisis humanitaria está causada por un problema político, unos dictadores que rechazan asistir a su propio pueblo, Aung San Suu Kyi es la clave para resolver el problema politico.

Para más información contactar:
Concha Pinós al 639419772
Directora de Birmania por la Paz- Burma Campaign Spain-

lunes, 26 de mayo de 2008

EL COLEGIO DE ABOGADOS DE LOS ESTADOS UNIDOS PIDE A BUSH UNA INTERVENCION HUMANITARIA EN BIRMANIA

Los abogados de Estados Unidos han hecho una petición unanime al Presidente George W. Bush para considerar " una intervención humnitaria", despues de ver todo lo sucedido en Birmania, y cuales han sido los esfuerzos de la Junta para salvar al pueblo, ningunos.

La petición esta encabezada por cuarenta y un abogados en representación del Colegio de Abogados de los Estados Unidos que ha escrito al presidente pidiendole que " considere fuertemente" y respalde los esfuerzos de Francia, Gran Bretaña, Alemania, Dinamarca y otras naciones en lo que hace referencia a realizar una " intervención humanitaria" en la región del Delta " con el proposito de salvar el máximo de vidas posible"

La petición es dura: " los generales han aceptado miles de toneladas de comida pero no han hecho nada para salvar a las victimas del desastre, y aún dejan sin entrar a los cooperantes en la zona. Insistiendo en que solo lo haran en tareas de reconstrucción " " Nos enfrentamos con la posibilidad de que mueran 3,5 millones de personas, no podemos ceder frente al bloqueo de China en el Consejo de Seguridad. No tenemos tiempo que perder".

El premio Nobel Desmond Tutu ha escrito a Bush al Presidente Frances Sarkozy y al primer ministro Gordon Brown, pidiendole que no cedan frente a las presiones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que son las mismas objecciones que el regimen militar birmano.

" El rechazo del regimen militar de aceptar completa y adecuadamente la ayuda humanitaria de la comunidad internacional es algo criminal, y sin precedente historico" " el regimen birmano ha declarado la guerra a su pueblo y esta cometiendo crimenes contra la humanidad"

Estamos cometiendo el mismo error que en Rwanda, aceptar falsas soluciones.

Hemos perdido ya cientos de vidas de birmanos, pero vamos a perder millones si no hacemos nada.

LA JUNTA BIRMANA IMPIDE QUE EL FAMOSO ESCRITOR Y PERIODISTA LINTNER ENTRE EN BIRMANIA

El regimen militar birmano el domingo impidió que prominente reportero sueco Bertil Lintner que habia acompañado a la delegación sueca a Rangún entrase en el país.

Lintner que es autor de seis libros sobre Birmania, y una autoridad en la materia, habia sido invitado por el Gobierno de Estocolmo a visitar Rangún junto con otros periodistas a un viaje de dos días, con la posibilidad de visitar tambien Naypyidaw, acompañando a una delegación de la Ministra internacional de desarrollo y cooperación Gunilla Carlsson.

Carlsson atendería al meeting de Rangún, Lintner como corresponsal del Sudeste Asiatico del diario sueco Svenska Dagbladet podia asistir a la misma. Un día despues de la llegada a Bangkok fue detenido y su nombre fue sacado de la lista de participantes. No se le dió ninguna razón - " no me sorprende"- dice Lintner, quien es muy critico con el regimen militar y su conducta cinica y represiva.

Litner habló muy claro a los diplomaticos de sus 20 años de trabajo, sacando al descubierto toda la lista negra de trafico y beneficios economicos. Tal y como podemos leer en sus libors " La tierra del Jade", un recorrido de más de 2000 kilometros al norte de Birmania, y " Birmania , la lucha por la democracia", un escalofriante relato sobre el regimen militar birmano.

El pasado miercoles, tambien otro periodista y autoridad en Birmania, Andrew Marshall, fue deportado de Rangún, junto con un fotografo norteamericano, estuvieron detenidos varias horas, hasta que fueron liberados y puestos en un avión rumbo a Bangkok

EL LIMBO BIRMANO O LA MUERTE DE LOS INOCENTES.

( El limbo birmano un repaso del 19 al 25 de Mayo)

Queridos amigos de Birmania,

el 19 de Mayo, 17 dias despues del desastre del Ciclón Nargis, las Naciones Unidas estimaron que solo el 25 % de aquellos que necsitaban ayuda desesperadamente habian recibido alguna ayuda, debido a las restricciones impuestas por la Junta, al día siguiente se declararon 3 dias de lugos. Esto paso sobre todo despues de que China hubiera hecho lo mismo en solidaridad por las victimas del terremoto de Sichuan. El General Than Shwe visito las areas del ciclón el domingo y el lunes- era la primera visita a la región.

Un meeting de emergencia del ASEAN se convoca en Singapur para el 19 de Mayo. Birmania acuerda que equipos médicos del ASEAN puedan entran. ASEAN anuncia que va a establecer una respuesta coordinada a Birmania http://www.aseansec.org/21556.htm. Pero cual era realmente la concesión de las autoridades birmanas?. ASEAN no tenía capacidad para cubrir la escala del desastre. La Junta pidió a otras organizaciones internacionales que interviniesen, sobre todo a las Agencias Internacionales de Ayuda occidentales. El secretario del ASEAN Surin Pitsuwan, visito Birmania, y constato que la credibilidad del regimen era baja, y que los esfuerzos habian sido minimos, tal y como hablaban las cifras de muertos. Su informe era alarmante y se dirijia a los paises que iban a participar en la conferencia de donantes del 25 de Mayo, invitandoles a presionar y confiar en el proceso.

Human Rights Watch (HRW) ha criticado el Plan del ASEAN como inapropiado e incapaz de ofrecer asistencia efectiva a tiempo, Hizo un llamamiento al Consejo de Seguridad a actuar
( http://www.hrw.org/english/docs/2008/05/20/burma18882.htm).. Brad Adams comentó : " porque habría el ASEAN de coordinar una operación para la que no tiene capacidad, no puede afrontar las diferentes caras de la tragedia de los supervivientes del ciclon. Los gobiernos y las agencias de ayuda internacional, no se deben desentender, deben de ser criticas y pensar". Han habido repetidas llamadas al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a tomar acción, hasta la propia Condoleeza Riza no ha dejado de esforzarse visitando los principales paises que mantienen relación con Birmania e invitandoles a presionar a la apertura. Pero la dificultad persistió.
( http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/7416126.stm).

La mayoria de la ayuda que se ha distribuido ha sido por parte de los civiles birmanos, por las organizaciones no-gubernamentales, doctores y equipos médicos privados que han cogido y se han desplazado a la zona así como los monjes, estudiantes, y partidos politicos de la resistencia. Las dificiles circunstancias agravadas por la hostilidad de la Junta. Hay muchos informes y pruebas que demuestran la hostilidad de las autoridades, acciones de intimidación, robo y venta de la ayuda, e incluso impedimento de dar la ayuda a los que la necesitan. Donantes privados como el famoso actor Kyaw Thu, ha explicado su interrogamiento y batalla con los soldados birmanos. Algunos fueron obligados a regresar a Rangun con las ayudas, a otros les fueron confiscadas directamente.

Los pueblos que han recibido ayuda de manera no-oficial estan en una lista, y no van a recibir más ayuda, hasta que se distribuya la ayuda oficialmente, solo despues del referendum del 24 de Mayo. Otros informes nos hablan de los campesinos que han sido forzados a volver a sus casas derruidas o desplazados a campos de internamiento o trabajo. Estan virtualmente bajo el arresto del ciclón, estan desesperadamente en necesidad. Han sido obligados a votar en favor de la constitución o no serían ayudados.

El secretario de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas y Emergencias, John Holmes visitó Rangun esta semana, segido del secretario general Ba Ki- Moon, donde hicieron un tour privado descrito como el " show a los campos", muy bien organizado, casi todo en su sitio, fue una pequeña area del Irrawaddy, donde reconstruyeron lo que deberia ser una operación de salvamento. Pero en ningun momento visitaron las aldeas destruidas.

Ba Ki-moon estuvo en Birmania para persuadir a la Junta y coordinar una bien orquestada operación de envio de ayuda humanitaria. Las NU han presionado al regimen para que expertos extranjeros entren en el país, para que puedan trabajar en la areas afectadas. La Junta anuncio el viernes que se abriría el pais a los cooperantes, sobre todo en vista a la reconstrucción a largo plazo, esperando a cambio 11 billones de dolares. Esta claro que la comunidad internacional le iba a pedir primero hacer la operación de salvamento antes que la operación de reconstrucción.

Hemos denunciado nuestra preocupación por la creciente y desesperada situación de los niños y sus madres victimas del ciclón. Más del 40 % de los supervivientes y las victimas son niños menores. Hay informes que hablan del tráfico de niños. Se han intentado organizar orferinatos con familias de acogida en la zona, pero la Junta quiere desplazar a los niños supervivientes a otros estados, lejos de su entorno.

Johns Hopkins School de Salud Publica ha estimado ya que más de 3,2 millones de personas estan afectadas por el ciclón ( http://appartnership.googlepages.com/JHSPHBurmaCrisis05.13.08.pdf). Ha hecho un llamamiento muy serio a la comunidad internacional para que velen por los derechos humanos, su informe nos habla de la " primaria responsabilidad de proveer protección y asistencia por parte de las autoridades, y como las autoridades no tienen capacidad/ volutnad de ofrecer protección ni cuidado a las victimas. En ese caso la comunidad internacional debe de dar una respuesta imperativa humanitaria".

El primer ministro de la NCGUB Dr Sein Win, ha testificado delante del Congreso de los Estados Unidos, y ha pedido a los donantes que utilicen todo su poder para realizar operaciones de salvamento y que no satisfagan los deseos de los generales birmanos http://appartnership.googlepages.com/DrSeinWinsTestimonyatCongress.doc ). Entro en el Congreso diciendo : " como ciudadano de Birmania, y como representante electo. Quiero presionar más allá de la diplomacia, no hay opción de convencer a un intransigente regimen como el birmano, los generales quieren que la gente muera y el tiempo ya ha pasado: por favor ayudar al pueblo birmano.

El pasado 22 de Mayo, el Parlamento Europeo paso una resolución condenando la conducta de las autoridades birmanas ( http://www.europarl.europa.eu/news/expert/infopress_page/025-29640-140-05-21-903-20080521IPR29591-19-05-2008-2008-false/default_en.htm ). La resolución condena a la Junta por no ayudar a su pueblo, y recomienda que se la juzgue por Crimenes contra la Humanidad en la Corte Penal Internacional. Invocando el principio de la responsabilidad de proteguer. MEP, es el principio de que toda nación soberana tiene en materia de derechos humanos con su pueblo.

Más de 40 gobiernos fueron a la conferencia de donantes, entre ellos España, organizada por Naciones Unidas y Asean en Rangun el 25 de Mayo. Todos eramos escepticos, pero habia que intentarlo, una vez más. Scot Marciel, el enviado de USA al ASEAN cuestiono severamente la conferencia, y admitió que no se habian producido los resultados deseados. Human Rights Watch ha dicho que " la Junta es deshonesta y sospechosa de cumplir sus promesas de abrir el país a los cooperantes. La ayuda no puede estar condicionada a la voluntad de la Junta en materia de reconstrucción saltandose el proceso de salvamento humanitario, es simplemente impensable"

Han pedido 11 billones de dolares, los donantes llevaban 100 millones de dolares. El Banco Mundial no esta en posición de asistir a Birmania, si no presentan un cambio respecto a las conductas de pasadas decadas. Ha pedido el apoyo al ASEAN para coordinar la ayuda y tener informes serios

La conferencia de donantes ha acabado, sin avances, la junta sigue con sus leyes, incluyendo el mantener en arresto domiciliario a Daw Aung San Suu Kyi, que deberia ya haber sido liberada. Un signo más de que la Junta, no cumple sus promesas.

Por eso pedimos ACCIONES SOLIDARIAS, de todos las personas, instituciones y organizaciones para continuar contribuyendo efectivamente a que la ayuda pueda llegar al Delta. Dentro de estas acciones noviolentas estamos pidiendo INTERVENCION HUMANITARIA por los paises que tienen capacidad de realizarla. Seguimos con actividades de SENSIBILIZACIÓN, LOBBY Y MEDIA.

El 27 de Mayo es el Aniversario de las elecciones de 1990. Invitamos a todo el mundo a que realizen acciones de presión, para que la voz del pueblo birmano no quede silenciada, los militares birmanos estan mintiendo .

En solidaridad con los pueblos de Birmania

Concha Pinós
Directora de Birmania por la Paz


LA COMISION DE ENTIDADES SOLIDARIAS DE MOLLET DESTINARA 2000 EUROS A BIRMANIA- LA COMISSIÓ D´ENTITATS SOLIDÀRIES DE MOLLET DESTINARÀ 2000 A BIRMANIA

El pasado martes por la tarde se reunió la Comisión de emergencias de Mollet del Valles y decidició aportar 2.000 euros de ayuda a los damnificados del ciclón que ha asolado Birmania. La ayuda se hará a través de la entidad Birmania por la Paz, y esta lo entregará a la Clinica Mae Tao que dirije la doctora Cynthia Maung, que provee asistencia a las victimas del Ciclón. La doctora ha sido premiada recientemente con el Premio Internacional de Catalunya.

Dimarts pasat a la tarda s´ha reunit la Comissió d´emergències de Mollet del Vallès i ha decidit aportar 2000 euros d´ajuda per als damnificats del cicló que ha assolat Birmània. L´ajut es farà a travès de l´entitat Birmània per la Pau, i aquesta ho donarà a la Clinica Mae Tao que dirigeix la doctora Cynthia Maung, que dona asistencia a les victimes del ciclò. La doctora ha estat premiada recentment amb el Premi Internacional de Catalunya.

ARDE LA EMBAJADA DE BIRMANIA EN BANGKOK


La embajada de Birmania en Bangkok, fue hoy parcialmente destruida tras un incendio en uno de los edificios del recinto, y a raíz del accidente cerró temporalmente su ventanilla de extensión de visados, indicaron fuentes oficiales.


Las llamas, que obligaron a desalojar la embajada, destruyeron la segunda planta del edificio en el que se alojan los funcionarios y huéspedes de la misión diplomática, situada en una de las mayores avenidas de la capital tailandesa.

'No se han producido heridos, y hemos descartado que haya sido un sabotaje', dijo a los periodistas el comandante de la Policía, Thanbayoon Thonjalatwong.

El incendio ocurrió en medio de la confusión que reina entre los cientos de cooperantes de organizaciones internacionales de ayuda humanitaria que están a la espera de recibir una respuesta a su solicitud de visado para entrar en Birmania.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, arrancó el pasado viernes en Rangún, al jefe de la Junta Militar birmana, general Than Shwe, el compromiso de permitir la entrada en el país a todos los trabajadores extranjeros que las organizaciones precisan para llevar a cabo las tareas de asistencia a los 2,5 millones de supervivientes del ciclón 'Nargis'.

Fuentes de la embajada de Birmania, indicaron que el próximo martes examinarán cuándo reanudará su actividad la sección de visados.

domingo, 25 de mayo de 2008

Birmania, sin el paraguas protector de la ONU

La desesperadamente necesitada ayuda humanitaria está paralizada en los hangares de los aeropuertos, simplemente a la espera de que se pueda entregar a los birmanos devastados por la tormenta y que de hecho han sido abandonados por sus "líderes" políticos, esos generales al mando que están más preocupados por retener su poder sobre los ciudadanos que en salvar sus vidas.

Sea porque el régimen desconfía del mundo o porque siente una total indiferencia por el bienestar de sus ciudadanos, la Junta ha reducido las entregas internacionales de ayuda a un goteo que indudablemente costará la vida a un indecible número de birmanos. Como reacción, hay un creciente llamamiento –específicamente de cargos en Francia, Gran Bretaña y Alemania– para invocar la "responsabilidad de proteger" (R2P) de la ONU, una doctrina adoptada por las naciones del mundo en 2005 durante una cumbre mundial de la ONU.

La doctrina R2P permite que la comunidad internacional, actuando a través de la ONU, tome medidas colectivas contra las naciones que "manifiestamente no pueden proteger a sus poblaciones contra el genocidio, los crímenes de guerra, la limpieza étnica y los crímenes contra la humanidad". La privación sistemática de la Junta para que su gente reciba una ayuda que marca la diferencia entre la vida y la muerte puede equivaler a "crímenes contra la humanidad" en su sentido más amplio, según la argumentación de esta doctrina. Si es así, entonces a la comunidad internacional se le permitiría intervenir en Birmania –a la fuerza si fuera necesario– para entregar la muy necesitada ayuda humanitaria sin el consentimiento de la Junta.

Sin embargo, esos bienintencionados cargos europeos deben saber que la doctrina R2P no puede salvar al pueblo birmano. China domina a Birmania y no permitirá interferencias en el statu quo del país. La doctrina R2P requiere de la cooperación del Consejo de Seguridad de la ONU y China (con derecho a veto como miembro permanente del Consejo) ya ha rechazado de plano esa idea. Los límites de la doctrina R2P han quedado al descubierto a las primeras de cambio en cuanto se ha intentado su aplicación. Usar la fuerza militar para entregar ayuda humanitaria al pueblo birmano –cuyo uso en realidad es contemplado por la doctrina R2P– es una decisión muy peligrosa. Desembarcar marines en playas birmanas o lanzar la ayuda desde el aire probablemente no es la forma más eficaz de dar asistencia a los cientos de miles de víctimas de la tormenta desperdigadas a lo largo de cientos de kilómetros de costa.

Algo aún más importante a tener en cuenta es que una intervención probablemente desencadenaría una guerra de tiroteos con militares birmanos; sería insólito que se quedaran de brazos cruzados mientras fuerzas extranjeras "invaden" su territorio. Cualquier escalada militar resultante podría salirse fuera de control si los chinos apoyaran a la Junta que ya recibe la mayoría de sus armas y munición de China. Si la intervención hiciera caer a la Junta, la inestabilidad y el posible caos en el que probablemente degeneraría la situación sería culpa de los benévolos intermediadores.

La tragedia en Birmania era algo tristemente predecible. La mayor parte de la comunidad internacional (representada por la ONU) ha hecho caso omiso del sufrimiento del pueblo birmano durante décadas. La represión y la violencia infligidas por la Junta sobre sus propios ciudadanos –incluyendo a los monjes budistas que protagonizan protestas no violentas– han sido habitualmente desestimadas por muchas naciones (incluyendo a China y a Rusia) como los "asuntos internos" de Birmania y por tanto inmunes al escrutinio. A la ONU no debería sorprenderle que el régimen aislado y paranoico de Birmania despreciara ahora la ayuda humanitaria de la comunidad internacional.

Los Estados miembros de las Naciones Unidas sólo necesitarían leer la Carta de la ONU para recordar que quizás la única solución a largo plazo para esta catástrofe es la expansión de la libertad y el establecimiento de un gobierno representativo en Birmania. Los países libres golpeados por desastres naturales raramente, por no decir nunca, rechazan la ayuda humanitaria libremente ofrecida por otras naciones.

Con todo, el mundo se enfrenta a una clase distinta de régimen en Birmania y la solución a la crisis sigue siendo difícil de conseguir. Mucho de que ocurra finalmente en Birmania dependerá de si China o las naciones de la organización económica regional conocida como ASEAN son capaces de presionar a la junta para que abra las puertas al libre flujo de provisiones humanitarias. Salvo eso, el mundo puede verse forzado a contemplar como el pueblo birmano sufre y muere debido a no sólo a la intransigencia de la Junta sino también a la crónica negligencia del resto del mundo.

Naciones Unidas debería apoyar la libertad en Birmania con el mismo fervor con el que algunos funcionarios piden ahora la intervención. Quizá de esa manera se puedan evitar futuras catástrofes.

©2008 The Heritage Foundation
* Traducido por Miryam Lindberg

Steven Groves está a cargo del Proyecto Libertad (Freedom Project) en el Centro Margaret Thatcher por la Libertad de la Fundación Heritage.

Francia desiste de llevar ayuda directamente a Birmania y desembarcará un cargamento en Tailandia


La Marina francesa ha desistido en su intención de trasladar directamente a través de Birmania la ayuda humanitaria a los damnificados por el paso del ciclón 'Nargis' y trasladará el cargamento a la vecina Tailandia, según informó hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores francés en un comunicado.

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) se hará cargo del envío y garantizará que llega a las víctimas del ciclón que devastó el delta del río Irrawaddy y que según los últimos cálculos podría haber provocado unos 134.000 muertos y desaparecidos, así como 2,4 millones de personas sin hogar.

Las 1.000 toneladas de medicamentos, alimentos y tiendas de campaña han permanecido en un buque militar francés situado frente a las costas birmanas desde el pasado 17 de mayo, a la espera del permiso de las autoridades de la Junta Militar que gobierna el país.

A pesar de que el pasado viernes la Junta Militar mostró su voluntad de permitir a cooperantes extranjeros entrar en la zona más afectada, rechazó rotundamente permitir a buques militares de otros países entrar en sus aguas territoriales en una clara referencia a Francia.

'Estamos particularmente sorprendidos por el hecho de que las autoridades birmanas no hayan permitido que las mil toneladas de ayuda (...) fueran desembarcadas y distribuidas', indica el comunicado francés. 'Esta ayuda proporcionará agua potable a 100.000 personas durante quince días y refugio a 60.000 víctimas, así como apoyo médico', explica. 'Nada justifica' la privación de ayuda a las víctimas de una catástrofe natural, sentencia el comunicado.

Un segundo buque militar, en este caso estadounidense, también se encuentra frente a las costas birmanas, pero tampoco ha obtenido el permiso de las autoridades para la entrada en sus aguas territoriales.